La Junta de Extremadura ha mostrado su apoyo al Plan de Choque de Ahorro y Gestión Energética en Climatización para reducir el consumo de energía en edificios administrativos, recintos públicos y comercios y facilitar el cumplimiento de los compromisos europeos derivados del conflicto en Ucrania.

La consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García; el consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital, Rafael España; y la consejera de Cultura, Turismo y Deportes, Nuria Flores, han participado en la Conferencia Sectorial de Energía, Industria y Comercio que se ha celebrado esta jornada para valorar el paquete de medidas aprobado por el Consejo de Ministros la semana pasada.

La Junta de Extremadura se ha alineado con las medidas aprobadas por el Gobierno de España para desarrollar de manera urgente un mayor esfuerzo en materia de ahorro de energía eléctrica.

Anuncios
Anuncios

«Ante la situación compleja que vive Europa en materia de suministro energético, Extremadura considera que es preciso responder a este reto siendo solidarios y realizando un esfuerzo conjunto, ya que no se trata de una situación coyuntural, sino que forma parte de la necesidad de enfrentar el cambio climático», añaden desde la Junta.

En relación a las propuestas planteadas, la Junta de Extremadura «las cataloga como actuaciones equilibradas y sensatas y que, cabe reseñar especialmente, no afectan a los hogares».

Además, son medidas contrastadas que cuentan con suficiente aval técnico, dado que ya en 2007 se aprobó el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) y, asimismo, el Real Decreto 1826/2009 ya reguló la limitación de temperaturas a mantener en el interior de los establecimientos de edificios y locales climatizados destinados a usos administrativos, comerciales, culturales, de ocio y en estaciones de transporte, con el fin de reducir su consumo de energía.

En esta dirección resulta evidente la necesidad de acelerar la penetración de renovables y la electrificación de la economía. Desde la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad se ha solicitado al MITERD que se aceleren los concursos de nuevos puntos de conexión a la red que permitan aprovechar el potencial renovable de Extremadura y cumplir así los objetivos del Plan Extremeño Integrado de Energía y Clima (PEIEC).

De media en 2021, la producción de energía eléctrica por habitante fue de 23,3 MWh en Extremadura, cuatro veces más que la media nacional de 5,5 MWh. «La región ya realiza un importante esfuerzo en la generación de energía eléctrica por lo que, por coherencia, se deben apoyar estas medidas de ahorro», han asegurado desde el Ejecutivo regional.

«Las medidas que contempla el plan de ahorro se pueden desarrollar de forma flexible, pero hay que llevarlas a cabo, ya que son actuaciones para el bien común y deben suponer un paso añadido para continuar con el cambio de conciencia y actitud que necesita la sociedad para favorecer el ahorro y la eficiencia energética que Extremadura ya contempla en su PEIEC», añaden en una nota de prensa.