El escritor Francisco Bescós, autor del libro «Las manos cerradas», ha participado esta jornada en Moraleja en una de las actividades previas incluidas en el programa del II Festival Gata Negra, una cita social y literaria que arrancará oficialmente en Moraleja y Sierra de Gata el 1 de agosto y se prolongará hasta el día 7.

En esta actividad, en la que además ha participado el colectivo Aspace, el autor ha tenido la oportunidad de dar a conocer a los asistentes las claves de su obra, que narra como el 16 de mayo de 2015, a la hora exacta en que debía comenzar la vida de Paulina, una asfixia perinatal casi acaba con ella.

Como secuela de esta crisis durante el parto, le sobrevino una parálisis cerebral irreversible. Cinco años después, su padre, Francisco Bescós, comparte en «Las manos cerradas» un testimonio de los hechos y una reflexión acerca de la paternidad en la adversidad.

Anuncios
Anuncios

El objetivo de este libro no es otro que mostrar «un ejemplo sin pretender ser ejemplar». Se trata de una obra escrita  «desde el centro de la tormenta» y cargada de ternura, dolor, rabia, risa, llanto, alegría, indignación, agradecimiento, culpa, orgullo…

En el acto, que se ha desarrollado en el Parque Fluvial Feliciano Vegas de Moraleja, Bescós ha estado acompañado del promotor del festival, el escritor Luis Roso. Además, se han sumado a esta cita del programa del II Gata Negra el alcalde de Moraleja, César Herrero y la concejala Estefanía García.

Las previsiones de asistencia a esta segunda edición son considerables, dado el gran éxito alcanzado por el primer Gata Negra, un evento único en su género en Extremadura que se ha convertido en una de las grandes apuestas del verano en la región.