El subdelegado del Gobierno en Badajoz, Francisco Mendoza, ha presidido la reunión telemática en la que se ha abordado con todos los sectores implicados la próxima campaña de transporte del tomate por carretera.

La reunión se ha centrado en analizar el cumplimiento de la normativa que regula el transporte de mercancías por carretera y específicamente, en uno de sus apartados, el transporte del tomate, y que establece unas condiciones específicas para garantizar la seguridad viaria y evitar posibles accidentes de tráfico.

La campaña se iniciará en la última semana de julio y se extenderá hasta finales del mes de septiembre. Durante estas fechas se transportarán por las carreteras de Extremadura cerca de 2 millones de toneladas de tomate, lo que va a suponer que se realicen alrededor de 100.000 desplazamientos entre las explotaciones agrarias y las empresas transformadoras, (lo que supondrá en torno a 1.500 desplazamientos diarios), por lo que es necesario establecer un control sobre los vehículos que realizan este transporte para evitar que la pérdida de la carga o el derrame de líquido, fundamentalmente, puedan ocasionar incidentes en el tráfico.

Anuncios
Anuncios

En datos globales durante la campaña se han controlado 1.247 vehículos y se ha detectado un ligero incremento del 7,4% en el número de denuncias, y del 12% en el número de incidencias viarias. Las denuncias tramitadas han pasado de 484 en 2020 a 520 en 2021; aunque se ha constatado un aumento muy significativo en los vehículos denunciados, un 36%, ya que han pasado de 274 a 374 en 2021.

Este dato unido al tipo de denuncias, que en la pasada campaña fueron fundamentalmente por el exceso de peso y por la disposición de la carga, reduciéndose muy significativamente otro tipo de denuncias relacionadas con el estado de los vehículos, especialmente los neumáticos; indica que los responsables del transporte han mejorado considerablemente la utilización de vehículos adecuados para este transporte, aunque siguen detectándose infracciones relacionadas con la carga que son las que provocan incidencias viarias ocasionadas por los vertidos de producto a la calzada.

En el caso de las incidencias, también se ha detectado un incremento del 12%, pasando de 55 a 62 en 2021. La mayoría de estas incidencias se produjeron en la N-5 y en el A-5, aunque también en la A-58, en la N-523 y en N-521.

En este apartado, la DGT recomienda mucha prudencia y precaución en la carretera para evitar posibles accidentes y el Sector de Tráfico de la Guardia Civil recordó la obligatoriedad del cumplimiento de las normas en el transporte del tomate.

En cualquier caso, desde la Delegación se puso hoy en valor la concienciación positiva apreciada en los últimos años entre productores y transportistas en lo que se refiere a la adopción de medidas para mejorar la seguridad de estos transportes.

Asimismo, para el subdelegado del Gobierno en Badajoz, Francisco Mendoza, hay que destacar la concienciación a la hora de contratar vehículos adecuados para este tipo de transporte, “lo que quiere decir que el sector ha tomado conciencia de los riesgos que supone para la circulación del resto de conductores no adoptar las medidas adecuadas; pero no hay que bajar la guardia”.

 


Galería de imágenes