La mayoría de las gasolineras extremeñas han abierto este viernes, primer día de aplicación del descuento de 20 céntimos por litro de carburante anunciado por el Gobierno, pese a reconocer las dificultades que tendrán para poder adelantar estos descuentos, y con la advertencia de que la devolución por parte del Estado debe producirse “cuanto antes”, como se ha comprometido el Ejecutivo central.

El presidente de la Asociación Regional de Estaciones de Servicio de Extremadura (Aresex), Fernando Mena, ha explicado que “el primer paso para que estas devoluciones se produzcan está dado”, después de que el Ministerio de Hacienda publicase ayer el modelo necesario para reclamar estas partidas que deben adelantar las estaciones de servicio.

De esta forma, los empleados de las gasolineras tienen hoy un doble trabajo, pues además del habitual se añade el de cumplimentación de este modelo, gracias al cual, como explicó ayer la delegada del Gobierno en la comunidad, Yolanda García Seco, las estaciones de servicio pueden solicitar el anticipo teniendo en cuenta como base de cálculo los importes vendidos durante el mes anterior.

Anuncios
Anuncios

Mena ha afirmado que son muchos los usuarios que se han acercado desde la primera hora de la mañana a las gasolineras extremeñas, en muchos casos con los depósitos casi vacíos, en el objetivo de conseguir al fin un ahorro en el repostaje tras meses de subidas.

Las “dudas” de los usuarios son también tónica habitual durante estas primeras horas de aplicación del descuento, ha remarcado.

Por su parte, desde Iberdoex, con medio centenar de gasolineras en la región, han explicado que se decidió anoche que sus estaciones de servicio abrieran hoy, pese a advertir días atrás de que no podrían hacer frente a los descuentos.

Aunque disconforme con el real decreto que contiene estas ayudas, desde Iberdoex se expresa que “con el espíritu de dar servicio a la ciudadanía, y valorando las declaraciones del Ministerio de Hacienda en relación a que se ingresarán los adelantos la próxima semana” se ha tomado definitivamente esta postura.

No obstante se advierte de que si no se producen estos adelantos en los días comprometidos, las gasolineras de Iberdoex “se verán obligadas a no poder dar servicio definitivamente durante la Semana Santa”.