La Guardia Civil ha intervenido 559 plantas de marihuana en una explotación ganadera de Zalamea de la Serena y ha detenido a dos vecinos de este municipio pacense, que ya han ingresado en prisión, como presuntos autores de delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Dentro de las actuaciones realizadas contra el cultivo y tráfico de sustancias estupefacientes en la comarca de la Serena, los agentes averiguaron la actividad ilícita llevada a cabo por dos personas originarias de Países Bajos y Lituania, asentados en una finca agroganadera de esta localidad, donde se estarían dedicando a cultivar plantas de marihuana.

Coordinados con el Juzgado de Instrucción de Castuera, más de una treintena de agentes procedieron a la entrada y registro de la finca, donde hallaron dos naves dedicadas al cultivo de plantas de marihuana, según ha informado este jueves el instituto armado en una nota.

Anuncios
Anuncios

En ellas, se encontraban espacios bien diferenciados, preparados con materiales, maquinaria y demás elementos para el desarrollo del cultivo interior de las plantas en las distintas etapas de su crecimiento.

Además, se intervinieron dos máquinas con las que supuestamente separaron y picaron nueve kilos de marihuana que también almacenaban, una sustancia que se encontraba dispuesta y preparada para su distribución y venta.

Estas instalaciones contaban con enganches ilegales a la red eléctrica que abastecía de energía a los aparatos, máquinas, transformadores y otros elementos del invernadero.

Ante estos hechos, se detuvo a los dos hombres y se instruyó diligencias por delitos contra la salud pública, por cultivar y traficar con droga, así como la defraudación de fluido eléctrico.

Los dos individuos fueron puestos a disposición del juzgado de instrucción, que decretó el ingreso en prisión de ambos.

Ahora la Guardia Civil investiga si el supuesto destino para la distribución y la venta de la droga pudiera ser el extranjero.

Adjuntos