Ecologistas en Acción de Extremadura ha denunciado este jueves la “inacción climática” de Extremadura tras conocer el informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), que advierte que de no producirse un drástico y rápido descenso de las emisiones, la región mediterránea europea ,y en consecuencia la comunidad autónoma sufrirá frecuentes ciclos de sequía.

El panel internacional de expertos del IPCC ha hecho público el pasado lunes un informe en el que constatan que en los últimos 50 años las pérdidas de cosechas debidas a sequías y calor se han triplicado en Europa, especialmente en el sur del continente, ha explicado la organización ecologista en una nota.

Según precisa, el informe prevé que, de no conseguirse un drástico y rápido descenso de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial, se producirán pérdidas mucho mayores.

Anuncios
Anuncios

“Casi la mitad de la población mundial sufrirá las sequías y la escasez de agua si no se reducen las emisiones con celeridad, siendo el sur de España y Extremadura regiones muy vulnerables”, subraya Ecologistas en Acción.

Afirma que, aunque el cambio climático es un problema internacional, ni la Junta de Extremadura ni el Ministerio de Transición Ecológica tienen planes “contundentes” para la reducción de gases de efecto invernadero.

Según indica, el Ejecutivo regional pretende reducir un 10 % la emisión de gases de efecto invernadero en 2030 respecto a 2017, frente a los objetivos de la Unión Europea de reducción del 55 % en 2030 respecto a un año de referencia con muchas menos emisiones: 1990.

Para la organización ecologista extremeña, el camino de la reducción de gases de efecto invernadero pasa por descarbonizar la economía, “cosa que no se está produciendo en Extremadura pese al enorme y desordenado despliegue de renovables que se está llevando a cabo”, ya que esta energía no se va a aplicar “al desarrollo de una malla ferroviaria en la región que pueda sustituir al tráfico rodado”.

En su opinión, la región debe diversificar su economía para evitar tener que importar todo tipo de bienes de consumo básicos, transformar su agricultura y ganadería a la producción ecológica y reorientarla hacia el consumo de proximidad, frenar la expansión de los regadíos, optimizar el consumo de agua y proteger su biodiversidad, “que es el mejor garante para la captura de carbono”.

Recalca que los expertos internacionales del IPCC consideran indispensable la conservación de la biodiversidad, de la cual el 48 % de las especies se encuentran amenazadas o en declive.

Según indica, los técnicos internacionales recomiendan la protección de un mínimo del 30 % de la superficie terrestre para poder atenuar las peores consecuencias de la emergencia climática.

Por ello, critica que el Gobierno regional considere que el 34 % de superficie protegida de la región es un impedimento para su desarrollo, “ignorando que la mayor amenaza que se cierne sobre la economía y la población de la región es la desertificación, que puede deteriorar aún más la situación demográfica de la región”

Frente a ello, exige a la Junta que tome medidas de mitigación y adaptación al cambio climático, que abandone sus políticas de “agresión” al medioambiente y a los espacios naturales y que desempeñe un “papel activo” a nivel internacional para demandar una reducción de emisiones que evite la desertificación de la región.


Galería de imágenes