•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un bar de Cáceres, ubicado en la zona del Puente San Francisco, ha sido sancionado con el cierre del establecimiento tres horas al día y durante siete meses por incumplir las medidas Covid y la ordenanza municipal de terrazas.

El Juzgado de lo Contencioso número 2 ha estimado parcialmente el recurso interpuesto por el propio empresario de hostelería respecto a la sanción mayor que le impuso el Ayuntamiento de Cáceres en marzo de 2021.

En concreto, la sanción se formuló por incumplimiento de las medidas de aforo, consumo en barra y distancia en la terraza, lo que acarreó una infracción decretada por las autoridades sanitarias debido a la situación de pandemia.

Anuncios
Anuncios

Tras los informes periciales de la Policía Local, el Consistorio cacereño sancionó al establecimiento con un cierre de cuatro horas y media diarias durante siete meses, pues consideró que todas las infracciones eran graves.

En concreto, los incumplimientos se referían a exceso de aforo y de sillas en el velador, que no mantenía la distancia de 0,4 metros de la propia terraza a la calzada.

También por permitir el consumo en barra y por incumplir las condiciones de accesibilidad al no separar las mesas de la fachada en 1,80 metros, lo que dificultaba la circulación de los peatones, según se desprende del informe policial.

Por ocupación de vía pública con la disposición de las mesas y por superar el aforo “contravenía la ordenanza municipal de terrazas y la propia normativa anticovid vigente entonces por Sanidad”, ha explicado este viernes la portavoz del Gobierno local, María José Pulido.

Sin embargo, el empresario hostelero recurrió la sanción en los tribunales al considerarla injusta.

Ahora la sentencia da la razón al Consistorio pero estima que se debe reducir la sanción, de modo que el juez anula el cierre de cuatro horas y media e impone tres horas durante siete meses.

Contra la resolución del juzgado cabe un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx).

Para la portavoz, esta modalidad de sanciones es “pedagógica” porque “hacemos cumplir la ordenanza con rigor, ya que las terrazas deben respetar los derechos de los ciudadanos en cuanto a movilidad, accesibilidad y ruido”.


Galería de imágenes