El Colegio de Médicos de Cáceres ha mostrado su «repulsa e indignación» por las agresiones y amenazas sufridas por un médico del centro de salud de Navalmoral de la Mata (Cáceres) este jueves por parte de un familiar de un paciente.

El órgano colegial ha trasladado todo el apoyo y solidaridad al médico atacado y ha puesto a su disposición el gabinete jurídico, a la vez que ha mostrado su «decepción» ante este tipo de comportamientos hacia los profesionales de la salud que se ven expuestos a episodios de violencia durante el ejercicio de su profesión.

«Entendemos la situación de saturación que la pandemia de la COVID-19 está provocando en los servicios de salud, pero las agresiones nunca son la solución, para ello existen hojas de reclamaciones», ha asegurado el presidente del Colegio de Médicos, Carlos Arjona.

Anuncios
Anuncios

Por ello, Arjona ha insistido en la necesidad de avanzar en la protección “de quienes velan por la salud de la población”.

Asimismo, ha subrayado la importancia de que los colegiados conozcan y apliquen el protocolo de agresiones que el Colegio de Médicos mantiene actualizado y que, el profesional denuncie inmediatamente a su colegio profesional cualquier agresión física o verbal.

En otro comunicado, el Sindicato Médico de Extremadura (Simex) ha considerado «intolerable e inadmisible» que el coordinador Médico del Centro de Salud de Navalmoral de la Mata haya sido «abofeteado y pisoteado» en el desempeño de su actividad profesional.

Ha exigido a la Administración que endurezca las penas para que profesionales en el ejercicio de su profesión «no sean blancos fáciles de energúmenos descontentos con las deficiencias del sistema».

También ha pedido a los gestores que tomen todas las medidas necesarias encaminada a garantizar la seguridad de los profesionales a su cargo.

Y ha mostrado su solidaridad y apoyo incondicional a los compañeros agredidos, ya que ha recordado que recientemente hubo otro caso en Almendralejo (Badajoz).