Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al destacamento de Tráfico de Plasencia (Cáceres), auxiliaron  a un hombre que presentaba signos de hipotermia y que deambulaba tras haber llegado a esta ciudad en autobús y haber perdido su maleta y la documentación personal.

Los agentes le trasladaron hasta el Hospital Virgen del Puerto de esta localidad donde, a la espera de ser atendido por los sanitarios, pudo ingerir alimento y bebida que le suministraron los propios agentes.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 03:00 horas del pasado día 3 de diciembre, cuando agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al del Destacamento de Tráfico de Plasencia (Cáceres), se percataron de la presencia de un hombre, en las proximidades de sus dependencias oficiales, que mostraba signos de hipotermia y que, tras entrevistarse con él, les manifestó estar sufriendo una bajada de tensión.

Anuncios
Anuncios

Al parecer, el hombre había llegado a Plasencia (Cáceres) en autobús, habiendo perdido una maleta con sus efectos personales, entre ellos su teléfono móvil y la documentación personal, por lo que no había podido efectuar el registro en la pensión que había reservado para hospedarse.

Mientras los agentes realizaban gestiones para intentar que pasara la noche en un albergue de la localidad, las altas temperaturas de la noche y el estado físico que presentaba, motivó que los agentes le trasladaran hasta el Hospital Virgen del Puerto de Plasencia (Cáceres), a efectos de que recibiera atención sanitaria y una valoración de su estado.

Durante el tiempo que el hombre permaneció esperando la atención sanitaria, y a la vista de que no había ingerido alimento alguno desde hacía horas, los agentes le facilitaron varios sándwiches y un zumo, lo cual les fue agradecido por esta persona.

La Guardia Civil presta a diario numerosos auxilios a personas, por distintos motivos, servicios beneméritos que forman parte de la naturaleza de la institución desde su creación.