•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Servicio Extremeño de Salud (SES) ya ha dado de alta a la persona afectada con ántrax o carbunco en el área de salud de Don Benito-Villanueva.

Según el Colegio de Veterinarios de Badajoz, se trata de un profesional que participó en la necrosis de una vaca en el área de Don Benito y, además, otras dos veterinarias llegaron a ser ingresadas por precaución tras intervenir en una necrosis equina al mostrar “cierta sintomatología”

En declaraciones a EFE, la Junta ha explicado que los casos sospechosos en humanos de carbunco bacteridiano muestreados han dado todos negativo.

Anuncios
Anuncios

Por otro lado, la Consejería de Agricultura ha comunicado hasta el momento al Ministerio un total de seis casos en animales, cinco en Navalvillar de Pela, de los que tres son en caballos y dos en bovino, y otro caso de bovino en Talarrubias, todos en la provincia de Badajoz.

Sin embargo, no ha querido pronunciarse sobre el número de casos sospechosos que actualmente se han enviado al laboratorio de referencia en Santa Fe (Granada), ni de las posibles causas de la expansión de esta infección.

Por ello, los colegios de veterinarios de Extremadura han pedido precaución a estos profesionales a la hora de visitar las explotaciones ganaderas “para que no se difunda la enfermedad”.

Así, desde el colegio de Cáceres, en su última comunicación a los veterinarios, se reclamaba que, dado el carácter zoonótico del carbunco, si se visita una explotación y se encuentra algún animal muerto, que pudiera tener síntomas compatibles, no se realizara necropsia al animal.

En este sentido, añadía que se comunicara de forma inmediata a la administración autonómica la muerte para proceder a dar indicaciones de las actuaciones a llevar en cada caso.

Además, señalaba el aviso por parte de varios veterinarios de explotación de un “aumento súbito” de muertes de bovinos y equinos en explotaciones de los municipios de Casas de Don Pedro, Talarrubias, Navalvillar de Pela y Acedera.

La infección de carbunco, causada por el bacillus anthracis, afecta a gran cantidad de especies, aunque presenta una virulencia y unos síntomas clínicos variables, y es especialmente relevante por su gravedad e incidencia en herbívoros, reflejaba la Junta en nota de prensa tras el primer caso detectado el 6 de septiembre.


Galería de imágenes