El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, se ha congratulado de que el área de salud haya pasado a nivel 2 de alerta sanitaria después de dos semanas en el 3, porque se “reajustan” algunas normas a la situación epidemiológica actual y también al “consenso social”, lo que es necesario para que esas restricciones se cumplan.

Según Salaya, las “normas sanitarias no sólo tienen que ser oficiales, sino que se tienen que adecuar a un cierto consenso social”, ha señalado este lunes a preguntas de los medios.

En este sentido, ha incidido en que “cuando las normas no van aparejadas con el consenso social o con la sensación generalizada de la necesidad de cumplimiento son mucho más difíciles de cumplir”.

Anuncios
Anuncios

Por lo que la relajación de las restricciones “permitirá seguir recuperando actividad económica”, ya que ha recordado que aumentan los aforos en los establecimientos comerciales y hosteleros, “pero también se impulsan las actividades culturales y deportivas”.

Y ha insistido en que hay que “seguir recuperando actividad, especialmente actividad cultural”, para reactivar la economía, y también porque “parece que vamos a tener que vivir mucho tiempo con esto”, en referencia a la pandemia. Una flexibilización de las restricciones que llega con un acusado descenso de los positivos diarios.

La incidencia acumulada a los 14 días se desploma a 134 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que a los siete días se sitúa en 35 contagios, pero se mantiene la presión hospitalaria.


Galería de imágenes