•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI) ha confirmado un descenso de los sacrificios y canales aptas de cerdos ibéricos alimentados con bellota en las dehesas. En Extremadura se engordaron el 35,2% (240.376 animales) con un descenso del 9%.

Los datos registrados en ÍTACA – sistema de información digital de ASICI que integra y transmite la trazabilidad completa de los productos ibéricos– indican que en la última montanera se han sacrificado un total de 682.935 cerdos de bellota, lo que supone un descenso del 6,9% con respecto a la campaña del año 2019-2020. De ellos, 672.504 fueron canales aptas.

Del total de animales de bellota sacrificados, destaca el crecimiento de animales 100% Ibéricos, precinto negro, hasta suponer el 63% del total de animales de bellota sacrificados. El 37% restante corresponde al precinto Rojo, siendo el 9% del 75% Ibérico y el 28% restante de la categoría 50% Ibérico.

Anuncios
Anuncios

El presidente de ASICI, Antonio Prieto, ha señalado que “los datos confirman que, a pesar de la buena montanera que hemos tenido en el campo, el sector ha reducido la producción debido a la incertidumbre provocada por la pandemia en nuestro país y en el contexto internacional”.

Además, Prieto ha destacado “el ejercicio de madurez realizado una vez más por los operadores del sector y el esfuerzo realizado en el último año para adaptarse a una situación compleja. Tomando decisiones desde el primer momento y apostando por la calidad, la trazabilidad, la transparencia, la internacionalización y la promoción como garantías de futuro”.

El consumo de Jamón Ibérico en el hogar ha crecido en 2020 un 24%, con un crecimiento del 128% en el canal online y de más del 15% del canal profesional, carniceros y charcuteros, según los datos extraídos del último estudio de consumo realizado por ASICI en colaboración con Kantar.

Pero no solo el Jamón Ibérico aumentó, las carnes ibéricas frescas, uno de los objetivos de la última campaña puesta en marcha, #elRestauranteIbérico, también crecieron un 7,5% en los hogares españoles.

En otro orden de cosas, ASICI ha mantenido una reunión con el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para transmitirle la preocupación existente en el sector Ibérico ante la intención del Ministerio de Consumo del Gobierno de España de implantar el sistema de etiquetado nutricional Nutriscore.

Un sistema de etiquetado que en palabras del presidente de ASICI, Antonio Prieto, “supone un agravio para los productos derivados del cerdo Ibérico al no valorar justamente las propiedades nutricionales y saludables que poseen”.

Prieto ha destacado que “compartimos el objetivo de informar al consumidor para incentivar una dieta más saludable, sana y variada, pero Nutriscore es un algoritmo simplista que lanza mensajes erróneos al consumidor y pone en tela de juicio a los productos de la Dieta Mediterránea, reconocida como una de las dietas más saludables del mundo”.

 


Galería de imágenes