•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La incidencia de la Covid-19 en la ciudad de Cáceres, que dobla la media de la región, ha obligado a adoptar medidas más restrictivas durante las fiestas navideñas con el fin de intentar frenar la evolución de la pandemia.

Así lo ha explicado este sábado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, que ha comparecido junto al alcalde cacereño, Luis Salaya, para explicar estas medidas.

Respecto a las grandes ciudades, Badajoz está en 342 casos por 100.000 habitantes, Mérida en 274, Plasencia en 345 y Cáceres en 637. Por ello, la ciudad de Cáceres va a tener unas restricciones mayores que el resto de ciudades de Extremadura.

Anuncios
Anuncios

Así, el aforo del 30% en los centros comerciales y grandes superficies de la capital cacereña será aplicable a todos los comercios. Asimismo, el cierre de los bares y establecimientos de hostelería para el horario comprendido entre las 18.00 y las 20.00 que en Extremadura estará limitado a los días 31 de diciembre y 1 2, 5 y 6 de enero, en la ciudad de Cáceres se aplicará durante los próximos 7 días.

Esto quiere decir que a partir de este domingo, día 27, y hasta el día 2 de enero, ningún establecimiento de hostelería de la capital cacereña podrá abrir durante esas dos horas, consideradas de riesgo especial.

Igualmente, las competiciones deportivas privadas con público, tanto de clubes deportivos como sociales, quedan prohibidas durante 14 días en Cáceres capital. La Junta revisará la incidencia de la ciudad a los 7 días por si es necesario tomar otras medidas o flexibilizarlas. El objetivo, según ha señalado el titular de Sanidad, es que Cáceres reduzca su incidencia a la mitad.

Previamente a la comparecencia, Vergeles se ha reunido con los portavoces de los grupos municipales de Cáceres para explicarles las medidas concretas tomadas en la ciudad.


Galería de imágenes