•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital, Rafael España, ha presentado un paquete de ayudas a disposición de empresas, autónomos y entidades locales, que supera los 17 millones de euros, y que constituye el punto de partida para el desarrollo de actuaciones para paliar la crisis provocada por la Covid–19.

Según el consejero, es necesario “estar preparados para los cambios estructurales que exige el mundo que viene, y entendemos estas acciones lo son, y hay que aprovechar el momento de cambio en mejores condiciones”.

Anuncios

El primer grupo de ayudas están diseñadas para la puesta en marcha de un programa para la mejora competitiva de la pyme extremeña, desarrolladas por la Dirección General de Empresa, publicadas este jueves en el Diario Oficial de Extremadura (DOE). Se trata de subvenciones a fondo perdido para empresas, con centro productivo en Extremadura, con la finalidad de poner a su disposición mecanismos que contribuyan a facilitar el proceso de reestructuración y posterior crecimiento de sus negocios.

Anuncios

Para ello, se financiarán proyectos empresariales relacionados con la optimización de la gestión de la pyme, la implementación de herramientas tecnológicas avanzadas, la implantación y certificación de normas y sistemas de calidad y el desarrollo de envases y embalajes a través de acciones de diseño, con una dotación presupuestaria de 3,5 millones de euros.

Los beneficiarios serán las pymes, incluidos los autónomos, que vayan a realizar un proyecto dirigido a la mejora competitiva de una actividad que se desarrolle en Extremadura, siendo la cuantía hasta el 80 por ciento de la inversión subvencionable.

Esta nueva orden de ayudas de competitividad es una modificación del anterior Decreto 105/2016, con una mejora en la gestión y procedimiento para facilitar la tramitación y solicitud. El procedimiento pasa a ser de concesión directa y, por tanto, se han flexibilizado los requisitos, aumentando el importe e incluyendo al comercio minorista tanto para la mejora de procesos como para la digitalización a través de software de gestión.
También se amplía a todas las actividades, excepto las que excluye el Reglamento de la UE y se reduce el empleo mínimo exigido de 5 a 3 trabajadores.

Otro aspecto importante es la mejora de la cuantía, pues por ejemplo, en la línea de optimización de procesos productivos, el límite era de 15.000 euros y a partir de ahora se podrá llegar hasta los 45.000 euros, y el desembolso de la ayuda pasa de un 35 a un 50 por ciento en su primer pago.

Por tanto, la redefinición de este programa de ayudas al tejido empresarial viene a complementar y sumarse a todas las actuaciones tomadas desde el inicio de la pandemia, buscando el impulso de la competitividad de las pymes extremeñas y contribuir a su recuperación tras la crisis sanitaria.

Otra de las ayudas es la destinada al fomento de la cooperación empresarial, ya publicada en el DOE el pasado 30 de octubre, para favorecer la competitividad y crecimiento de las pymes de Extremadura a través del desarrollo de proyectos de integración empresarial, colaborativos y el fomento de los clúster y Agrupaciones Empresariales Innovadoras (AEI) de la región, con un importe de convocatoria de 400.000 euros.

Serán beneficiarias las pymes, comunidades de bienes y sociedades civiles, AEI, clúster o similar denominación, con una cuantía entre el 75 y el 100 por 100 de las acciones subvencionables, que pueden oscilar entre los 9.000 y 50.000 euros.

Otra línea de ayudas es la destinada a la financiación de proyectos de investigación industrial y desarrollo experimental realizados por empresas extremeñas, desarrolladas por la Secretaría General de Ciencia, Tecnología, Innovación y Universidad, por importe de 8 millones de euros y una cofinanciación en un 80 por ciento con fondos FEDER.

Las modalidades que se contemplan son ayudas para financiar proyectos de I+D realizados por una empresa que no sea de base tecnológica, ni startup, proyectos de I+D realizados por una agrupación de empresas con la prestación de servicios de al menos una Universidad y/o Centro de Investigación público o privado, proyectos de I+D realizados por una empresa de base tecnológica y proyectos de I+D realizados por una empresa startup.

Entre las modificaciones, cabe destacar que la evaluación económica y financiera del proyecto es exigible a partir de 60.000 euros de inversión proyectada, cuando anteriormente era exigible para proyectos a partir de 45.000. Se reduce del plazo máximo de ejecución de los proyectos, desde 24 meses hasta 18, y mejora la ejecución de los pagos, que pasa a ser de un primer anticipo del 70 por ciento, antes el 60, y un pago de liquidación del 30 por ciento, antes el 40.

Se establece la posibilidad de incorporar como personal auxiliar al proyecto a personas con titulación de Formación Profesional II y Formación Profesional de Grado Superior o equivalente, personal que podrá imputar hasta 1.720 horas al año a la ejecución del proyecto. Con la incorporación de estas mejoras en las empresas extremeñas, se revitalizará la economía regional y se creará un empleo cualificado.

Las cuantías de los proyectos de I+D empresas que no sean de base tecnológica ni startup aumentan desde 250.000 hasta 350.000 euros para pymes, y desde 500.000 hasta 750.000 euros para grandes empresas. Los proyectos de I+D realizados por una agrupación de empresas con apoyo de un centro tecnológico o la universidad aumentan la inversión subvencionable desde 500.000 hasta 750.000 euros cuando solo participan pymes en el proyecto, y desde 750.000 hasta 1.000.000 de euros cuando participa alguna gran empresa en el proyecto.

En los proyectos de I+D realizados por una empresa de base tecnológica, la inversión subvencionable máxima se incrementa desde 250.000 hasta 450.000 euros, y si los proyectos de I+D son realizados por una empresa startup, la inversión subvencionable máxima se incrementa desde 75.000 hasta 85.000 euros.

AYUDAS A ENTIDADES LOCALES

El consejero también explicó que se han habilitado ayudas para entidades locales de menos de 20.000 habitantes, destinadas al desarrollo de pueblos inteligentes, cuya orden de bases reguladoras se publicó el pasado 23 de octubre, por importe total de 1.000.000 de euros.

Las ayudas podrán alcanzar un 80 por ciento de la inversión subvencionable, con un máximo de 75.000 euros, y esas cuantías vendrán determinadas por los costes del proyecto presentado y por el número de habitantes del municipio solicitante.

Para municipios de hasta 6.000 habitantes, se establece una ayuda máxima de 30.000 euros, que se elevará hasta los 50.000 euros si la entidad local solicitante cuenta con un censo de población que oscile entre los 6.000 y los 9.000 habitantes. Por su parte, el máximo de 75.000 euros en las ayudas se contempla para municipios con una población de entre 9.000 y 20.000 habitantes.

Estas actuaciones son idóneas para rentabilizar y complementar las redes de fibra óptica de las que ya se han dotado más de 200 entidades locales extremeñas de menos de 5.000 habitantes, con ayudas lanzadas también por la Junta de Extremadura, y la última de ellas, la cuarta convocatoria, se publicará en DOE en los próximos días con una dotación de 1.500.000 euros.


Galería de imágenes