•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes de la Guardia Civil han localizado a un hombre de 84 años que se había caído en su vivienda de la localidad cacereña de Arroyo de la Luz, que se encontraba “sin poder moverse y con síntomas de hipotermia”.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 28 de octubre cuando, en torno a las 20,00 horas, la Guardia Civil recibió aviso de una trabajadora social de Arroyo de la Luz alertando de que un vecino de esta localidad llevaba varios días sin recoger la comida que se le entrega a domicilio y desconocía el estado en el que se encontraba.

Anuncios

Este aviso se comunicó a la patrulla del Puesto de Aliseda que se encontraba de servicio, quien “se desplazó de inmediato hasta la vivienda del anciano con el objetivo de comprobar su estado de salud”, y al llegar a la vivienda, tras reiteradas llamadas a la puerta, no se obtuvo contestación alguna.

Anuncios

Además, varios de sus vecinos explicaron a los agentes que llevaban días sin saber nada de él, una situación, unida a que el hombre tiene 84 años y vivía solo, hicieron una serie de gestiones y comprombaron que no se encontraba ingresado en ningún centro hospitalario.

Ante esta situación, un familiar de este hombre acudió a la vivienda con la llave, pero no pudieron entrar, y tras llamar nuevamente a la puerta, los agentes “percibieron un leve ruido proveniente del interior que les infundó sospechas acerca del estado de salud”

Por este motivo, los agentes decidieron acceder por la fuerza a la vivienda donde, “nada más entrar, hallaron al anciano tendido en el suelo, sin poder moverse y con síntomas evidentes de hipotermia”.

Inmediatamente se solicitó asistencia médica, tras lo que una ambulancia del PAC de Arroyo de la Luz se desplazaron a la vivienda y sus facultativos le prestaron las primeras atenciones médicas, y tras ser estabilizado en el lugar, fue trasladado al Hospital de Cáceres.

Finalmente, destaca la Guardia Civil que la rapidez en el aviso por parte de los Servicios Sociales de la localidad de Arroyo de la Luz, unido a la “insistencia mostrada por los agentes de la Guardia Civil, que no cesaron hasta conocer el paradero del anciano, fueron determinantes para su rápida localización”.


Galería de imágenes