•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha indicado que se está estudiando la posibilidad de incluir a los agentes de la Policía Local en el protocolo de acoso, ya que el Gobierno local comparte el criterio del sindicato CSIF que ha presentado un requerimiento ante la Inspección de Trabajo para que se incluya, dentro del protocolo de acoso moral y sexual, a los miembros de la Policía Local.

Salaya ha explicado que esta situación parte de un informe jurídico que recoge que los policía locales no pueden estar incluido en este protocolo, pero “en este caso coincidimos con el CISF y también creemos que deberían estar”, ha dicho el alcalde a preguntas de los medios sobre este asunto en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno local. “Si hay una posibilidad real de que estén, van a estar”, ha zanjado el regidor.

Cabe recordar que CSIF ha presentado un requerimiento ante la Inspección de Trabajo para que el Ayuntamiento de Cáceres incluya, dentro del protocolo de acoso moral y sexual, a los miembros de la Policía Local, ya que a su juicio “es contrario a la legislación vigente dejar a estos funcionarios en desventaja y desamparo ante los posibles casos de acoso dentro del ámbito laboral”.

CSIF ha presentado esta denuncia por considerar que desde se aprobó el Reglamento de Acoso Moral y Sexual, en 2016, los equipos de gobierno que se han alternado en la Alcaldía cacereña “no han dado una solución a este problema a pesar de las reiteradas peticiones por parte del sindicato en el comité de seguridad y salud”.


Galería de imágenes