•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La demanda de recogida de muebles y enseres voluminosos en la provincia de Badajoz ha aumentado hasta un 42 por ciento en los últimos cuatro años, y se ha acentuado en este 2020 con un «repunte importante» desde el confinamiento por la crisis sanitaria.

El Consorcio de Gestión de Servicios Medioambientales de la Diputación de Badajoz ha explicado que durante el año 2019 recogió un total de 5.400 toneladas de enseres y voluminosos a través del servicio que opera en puntos limpios y zonas habilitadas en 154 municipios pacenses.

En total, se tramitaron 2.421 recogidas de cajones y durante 2020 la tendencia sigue al alza, ha indicado, junto con que durante el estado de alarma provocado por la Covid-19 este servicio se suspendió durante mes y medio y existen acumulaciones en puntos limpios que están obligando a redoblar esfuerzos por parte del personal del servicio, con sedes en Badajoz, Zafra y Castuera.

«Hay jornadas en las que se retiran hasta 13 cajas. Es como si el confinamiento hubiera despertado las ganas de renovar el mobiliario o reformar las viviendas», ha subrayado la gerente de Promedio, María Luisa Seguro.

Y es que, a mayor número de recogidas, mayor volumen de residuos retirados y, en concreto, en 2016 se trasladaron a los ecoparques 3.784 toneladas de estos residuos, en 2017 se superaban las 4.500 y en 2018 se alcanzaban las 4.800, «teniendo en cuenta que, desde la primera fecha, las localidades han perdido 3.600 habitantes».