•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil de Badajoz ha descubierto en Torremejía 300 kilos de hachís ocultos en un camión que transportaba 14 toneladas de boniato y ha detenido a un vecino del municipio malagueño de Campillos por un presunto delito de tráfico de drogas.

El suceso se registró en la tarde del pasado martes, cuando agentes del Destacamento de Tráfico, Seprona y Servicio Cinológico de la Guardia Civil de Badajoz, en la carretera A-66, dentro del término municipal de Torremejía, interceptaron un camión.

Una vez identificado su conductor, los agentes inspeccionaron la mercancía que transportaba, formada por 14.000 kilos de boniatos, aunque, y gracias a la actuación del perro adiestrado que «marcó» ocultos entre las hortalizas la existencia de algún tipo de sustancia estupefaciente, inspeccionaron las sacas transportadas más allá de las colocadas en primeras filas, donde encontraron ocultos diez fardos que contenían 300 kilos de hachís.

Droga, de la que se podría obtener en el mercado ilícito 1.200.000 dosis, por lo que el conductor del camión fue detenido por un delito contra la salud pública, ha informado la Guardia Civil.

Tras la detención del supuesto autor de la acción delictiva, se pudo averiguar que la droga intervenida supuestamente procedía del sur de la península y su destino para la distribución y venta sería Francia.

En cuanto al destino dado a las hortalizas transportadas, éstas, serán destinadas para aprovechamiento ganadero a vecinos de la zona próxima al lugar donde se interceptó el vehículo, una vez sea autorizado por la autoridad judicial competente.

Las diligencias instruidas junto al detenido han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Almendralejo, quien ha decretado su ingreso en prisión.