•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes de la Guardia Civil han intervenido en Badajoz un total de 102 kilos de tabaco de contrabando que carecía de cualquier control fiscal y sanitario, y que estaba destinado a la fabricación casera y venta clandestina de este producto.

La actuación tuvo lugar en el Polígono Industrial el Nevero de la capital pacense, cuando agentes del Área Fiscal del Puesto de la Guardia Civil de Badajoz, junto con funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria interceptaron el envío por paquetería de seis cajas de cartón que contenían estos 102 kilos de hoja desvenada de tabaco.

Así, durante la investigación y las gestiones desarrolladas con la empresa de transporte, los agentes pudieron averiguar la identidad de la persona que remitió el paquete desde la provincia de Salamanca, que fue denunciado como responsable por infracción a la ley de contrabando.

Según señala la Guardia Civil en nota de prensa, este tabaco que supuestamente tenía como destino su entrega a terceras personas asentadas en Badajoz, y dedicadas a la «fabricación casera» y «venta clandestina» de cigarrillos, a los que ahora se les intenta identificar.

Con esta actuación conjunta, la Guardia Civil considera que «se ha podido evitar el lucro económico que podrían haber obtenido tanto el infractor como los destinatarios del tabaco» con su comercialización, además del fraude que con lleva a la Hacienda Pública.