•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Instituto Universitario de Investigación Biosanitaria de Extremadura (INUBE) que se ha constituido hoy tendrá como primera línea de trabajo una estrategia de investigación para la Covid19 en esta comunidad autónoma.

El instituto se constituyó formalmente mediante una videoconferencia presidida por el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, y con la participación del secretario general de Ciencia, Tecnología, Innovación y Universidad, Jesús Alonso, y del director general de Planificación, Formación y Calidad Sociosanitaria, Vicente Caballero, que preside el consejo rector de INUBE.

INUBE tendrá una estructura de investigación en equipo para crear líneas de trabajo innovador que contribuyan a resolver cuestiones científicas desde Extremadura y la transferencia de conocimientos a la sociedad. Los hospitales universitarios de Cáceres y Badajoz serán sus sedes, además de los cuatro campus de la Universidad de Extremadura y la participación de las ocho áreas de salud del Servicio Extremeño de Salud (SES). El instituto está en comunicación directa con otros institutos del país.

En INUBE trabajan 101 investigadores, pero con la posibilidad de nuevas incorporaciones. Permitirá, además, la realización de tesis doctorales por parte de estos investigadores, lo que será un complemento perfecto a la Formación Sanitaria Especializada de nuestros profesionales que reciben en su formación clínica.

La pandemia requiere analizar con precisión la mayor cantidad de datos posibles sobre el comportamiento del virus en, que tiene características geográficas y etarias muy definidas que requieren un análisis en profundidad, lo que nos posicionará mucho mejor para afrontar una posible segunda oleada.

Según la Junta de Extremadura, los conocimientos parciales que actualmente existen sobre el desarrollo, evolución de la población afectada y su pronóstico, tanto precoz como tardío, hace necesario analizar en profundidad sus características globales y particulares. El Gobierno regional está convencido de que una de las fortalezas de Extremadura es el potente dispositivo de la atención primaria y que esa característica, unida a la universalidad del Servicio Extremeño de Salud, hacen que sea un escenario ideal para realizar estudios que puedan ayudar a la comprensión de la infección por SARS-Co-2.

Los investigadores de INUBE son investigadores básicos y clínicos de diferentes especialidades (Biología, Bioquímica, Microbiología, Neumología, Cardiología, Farmacología, Inmunología, Física, Medicina de Familia, etcétera), lo que asegura una amplia visión de la enfermedad y su abordaje.

El Proyecto INUBE-Covid19 se encargará de estudiar las características epidemiológicas, clínicas, genéticas, respuesta inmunológica precoz y tardía, evolución radiológica y tratamiento utilizado. Se estudiará la evolución de los pacientes y diferentes subgrupos de interés, diagnosticados y afectados por covid en Extremadura durante todo el período considerado como epidémico.

En ese sentido, las principales líneas de esa estrategia serán la elaboración de un registro general de pacientes Covid en Extremadura; la evaluación de inmunidad en pacientes sanitarios previamente infectados y un estudio de prevalencia inmunológica en población general y/o seleccionada. También habrá un área molecular que tiene como objetivo analizar hipótesis bioquímicas y/o moleculares en la etiopatogenia (origen o causa del desarrollo de una patología) y respuesta al tratamiento de la covid19.

Hay dos acciones transversales en esta estrategia: un Biobanco, que almacenará material biológico utilizado para análisis rutinarios de plasma y/o sangre para estudios posteriores, con el necesario consentimiento informado; y ensayos clínicos independientes que desarrollan las áreas de Cáceres, Badajoz y Mérida en el que se analizan las pautas de tratamiento farmacológico empleadas en la Covid19.