•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes de la Guardia Civil del Puesto de la localidad cacereña de Madroñera han investigado a un vecino de este municipio acusado de estafar a varias personas haciéndose pasar por abogados, a las que pidió dinero por prestarles servicios de paralización de desahucios.

La investigación se inició como consecuencia de las denuncias presentadas, investigan a un vecino de la misma localidad, como supuesto autor de un delito de estafa, dos delitos leves de estafa y tres de intrusismo laboral, de los que resultaron afectados dos vecinos de Madroñera y un tercero de Conquista de la Sierra.

En el transcurso de la investigación, la Guardia Civil pudo averiguar que la forma de actuar del investigado, era ganarse en un primer momento la confianza de las personas estafadas, manifestándoles que ejercía como abogado, incluyendo en un curriculum supuestos logros obtenidos para evitar desahucios.

Una vez ganada la confianza de los perjudicados, con escasos recursos económicos, les solicitada una cantidad de dinero, a cambio de realizar todos los trámites para paralizar los desahucios, así como para la obtención de licencias de obras.

Explica la Guardia Civil en nota de prensa que una vez que le entregaban el dinero, el investigado «no realizó ninguno de los trámites para los que había sido contratado», por lo que causaba un «grave perjuicio» a los denunciantes, ya que «la documentación no se entregó en ningún momento, ni en los juzgados ni en las administraciones, expirando los plazos para presentar las debida alegaciones y continuando el proceso de los desahucios».

Ante esta situación, la Guardia Civil señala que va a continuar con la investigación, cuyas diligencias serán entregadas en el juzgado competente, por si existiera alguna otra víctima de haber sufrido alguna estafa por la persona investigada.