•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Confederación Regional Empresarial Extremeña (Creex) ha mostrando su "preocupación" por la "gran caída" de población activa con 8.000 afiliaciones menos a la Seguridad Social a tenor de los datos de paro registrados correspondientes al mes de abril que se han conocido este martes, en relación a los cuales insiste en que hay que facilitar a las empresas que "se recuperen" para mantener y generar empleo.

Según ha señalado el secretario general de la Creex, Javier Peinado, "el análisis global es complicado por la actual coyuntura, y además no perdiendo de vista que en ese dato no figuran los 46.000 trabajadores en situación de suspensión temporal de contrato por ERTE ni la situación de las 8.000 empresas que se han acogido a esta fórmula".

Anuncios

Peinado ha indicado que, en esta ocasión, el dato de descenso del empleo en Extremadura es mejor que la media española debido a un elemento coyuntural, las campañas agrícolas como la fruta, "que en todo caso son empleos de temporada, lo que no nos debe distraer de la realidad, que es que la situación es muy preocupante".

Anuncios

También ha incidido en que hay que focalizar el esfuerzo en que se vayan incorporando, cuando vaya siendo posible, esas personas ahora en ERTE, aunque para ello "se necesita dar un poco de oxígeno a las empresas, que puedan ir adaptándose a esta 'normalidad anormal' que nos espera a partir de ahora".

"En Extremadura, además, partíamos ya antes de esta crisis sanitaria de una posición de debilidad por la estructura de nuestro tejido productivo, que puede hacer que el impacto sea mayor, pero, por otro lado, podríamos aprovechar esta coyuntura para poner las bases de un crecimiento y una estructura productiva y de empleo más sólida, si contamos con apoyo y se actúa criterios podríamos tener esa oportunidad", ha agregado, según informa la Creex en nota de prensa.

FLEXIBILIDAD DE LOS ERTE

En todo caso, el dirigente de la organización más representativa del empresariado extremeño ha recalcado que, "ahora mismo", lo fundamental es proteger a las empresas para que puedan recuperar el empleo.

"Vemos cómo, por fortuna, la crisis sanitaria va remitiendo, pero aún hay muchas restricciones a la movilidad, y no podemos pretender que los negocios vayan por delante del mercado", ha destacado, para explicar que habría que permitir que los negocios "se fuesen ajustando a la demanda, porque si no, les espera la quiebra, y entonces sí que el desempleo se convierte en estructural y definitivo".

Sobre el hecho de que, pese al acuerdo entre representantes empresariales y sindicales para flexibilizar los ERTE más allá del estado de alarma el Gobierno de España no se haya pronunciado, Peinado ha expuesto que "en estos tiempos en que se necesita la política con mayúsculas".

Y es que, según ha lamentado, lo que se está haciendo es "demorar decisiones, jugando con los tiempos, generando incertidumbres", a la vez que ha confiado en que este martes el Consejo de Ministros apruebe una nueva normativa sobre los ERTE, atendiendo al diálogo social, "o vamos a una destrucción de empleo brutal", ha advertido.

Esta nueva normativa, según el secretario general de la Creex, debería recoger aspectos como que sean las empresas, en función de su situación, su estructura y su ubicación, las que decidan a qué ritmo reincorporan a los trabajadores, "incluso permitiendo que algunos vuelvan al ERTE si el escenario lo demanda, "porque nadie sabe cuánto tardará cada empresa en coger aire".

También plantea que "poner fin a los ERTE por decreto, de un día para otro, sería una torpeza de consecuencias muy negativas". "Son las empresas el germen, la semilla, para recuperar el empleo, y si se las ahoga, no habrá empleo. Es así de simple", ha concluido.


Galería de imágenes