MÓNICA PASCUAL – MÉRIDA

La organización agraria UPA-UCE Extremadura ha asegurado que la "especulación" de las centrales hortofrutícolas está provocando la "situación ruinosa" de los productores de ciruela de la región en la presente campaña.

"Este año hemos visto cómo, una vez más, las centrales se han saltado la ley y no han hecho contratos, incumpliendo los plazos de pago e incluso negándose a recoger una parte de la producción a los agricultores, que son quienes han tenido que asumir todas las pérdidas. Esto supone una absoluta ruina para ellos", ha señalado el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

Anuncios
Anuncios

Desde esta organización agraria destacan que las consecuencias de esta situación es que "los productores extremeños no han podido aguantar más y se han visto obligados a arrancar sus árboles frutales porque no podían seguir perdiendo dinero", indica UPA-UCE-

La organización destaca además que se produce en un año en el que la ciruela ha tenido una reducción de un 5 por ciento en Extremadura y un 14 por ciento a nivel nacional.

Ante esta problemática, desde UPA-UCE Extremadura han exigido al ministerio la puesta en marcha de medidas como la constitución de la Interprofesional de fruta de hueso para tratar de estructurar el sector y planificar las campañas

También la modificación la Ley de la Cadena Alimentaria que incluya la venta a pérdidas y sanciones proporcionales y públicas; la mejora de los mecanismos de regulación de mercado, así como que las sean "más y para todos los productores".

También solicitan préstamos a bajo interés para los afectados, para que puedan asumir las perdidas en varios años, además de medidas fiscales y de seguridad social.

Por su parte, desde la Subdirección General de Frutas y Hortalizas se han comprometido, según la organización agraria, a estudiar sus peticiones así como a reformar el plan de medidas del sector.