•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Audiencia de Cáceres ha condenado a un hombre natural de Moraleja a ocho años de prisión y al pago de una indemnización de 3.210 euros por un delito de agresión sexual a su sobrina menor de edad. 

El acusado, bajo las iniciales J. A. C. P., tampoco podrá comunicarse con la víctima, ni acercarse a ella a menos de 200 metros durante un periodo de 18 años. 

Anuncios

El suceso tuvo lugar el 7 de mayo de 2013 cuando la menor, de doce años, caminaba por la calle y se encontró con su tío, que iba montado en un coche. Él insistió en reiteradas ocasiones en que subiera al vehículo, ofreciéndose a recargarle el móvil, según declaró la afectada. 

Anuncios

Cuando la menor se montó en el vehículo, el acusado la llevó a las afueras del municipio, donde paró en un punto alejado donde, según ha indicado la víctima, “manifestó que quería tocar sus partes íntimas y que podía ofrecerle dinero a cambio”. 

La joven ha indicado que se negó y resistió, pero que él “la agarró con fuerza del brazo para retenerla, mientras le tocaba en distintas partes del cuerpo”. Tras un forcejeo, la menor consiguió escapar, aunque el acusado la alcanzó unos metros más adelante. 

Finalmente, la menor accedió a que la acercase hasta una gasolinera, ya que se encontraban en un punto alejado de Moraleja, y le entregó 10 euros para recargar el teléfono móvil.

La sentencia no es firme y es recurrible ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo.


Galería de imágenes