La Guardia Civil hadetenido en la localidad de Plasencia a un vecino de Talayuela  como supuesto autor de un delito de estafa, el cual pretendía llevarse un camión de pimentón, tras facilitar a la empresa productora datos falsos sobre su identidad y cuentas bancarias. 

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial emprendieron una serie de investigaciones tendentes al esclarecimiento de una supuesta estafa denunciada por los representantes de una empresa cacereña productora del famoso “pimentón de la Vera”, cuyos representantes manifestaron haber realizado negocios con una persona que se había llevado 250 kilógramos del producto, sin haber realizado pago alguno por ello, ya que las cuentas facilitadas carecían de fondos.

En sus indagaciones, los agentes lograron localizar a esta persona, un vecino de Talayuela que posee múltiples antecedentes por delitos contra el patrimonio, destacando los delitos de falsedad documental y mercantil, así como el de la estafa, delitos que combinados son necesarios para realizar el timo del nazareno.

Anuncios
Anuncios

Para la realización del timo del nazareno los autores suelen constituir con documentación falsa una sociedad mercantil con personas marginales como socios, y de esta manera aparentar ser una empresa legítima y solvente ante sus proveedores e iniciar relaciones comerciales normales que favorezcan la confianza estos últimos. Una vez ganada ésta, realiza un gran pedido, el cual no abona o abona mediante falsos cheques o pagarés, largándose con la mercancía para venderla muy por debajo de su precio.

En esta ocasión y dada la necesidad de dinero del detenido los agentes han podía constatar que había creado un modelo simplificado de este tipo  de timo, presentándose ante la empresa proveedora como un empresario único, el cual realizó un pedido de 250 kilógramos del producto, para la distribución entre sus ficticios clientes, dando para ello datos falsos de sus cuentas bancarias y de su identidad personal, garantizando que una vez recibida la conformidad de esos “clientes”, le abonaría el primer encargo, y comenzaría una relación comercial de pedidos a gran escala, pedidos que no llegaron a realizarse gracias a la denuncia presentada por los representantes de la empresa que temieron del engaño.

Ante estos hechos la Guardia Civil desea advertir acerca del timo del nazareno, cuyas víctimas suelen ser empresas que venden artículos de fácil venta: bebidas alcohólicas, embutidos, quesos, jamones …, empleando los delincuentes para la consumación del ilícito penal empresas de reciente constitución, factor clave a tener en cuenta para evitar ser víctimas, ya que si nos aseguramos de la legalidad de las empresas con las que vamos a trabajar y recabamos toda clase de documentación antes de tramitar el pedido, podremos evitar ser víctima de este tipo de timos.


Galería de imágenes