•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre considera que la "despolitización", una "mayor rapidez" en la resolución de conflictos y la "unidad" del sistema judicial son los ingredientes básicos que formar parte de una reforma judicial que asegure una mayor confianza futura del ciudadano en el sistema.

Según Aguirre, el sistema judicial actual "presenta un déficit" importante de "independencia" y asegurarla sería un factor fundamental para mejorar el sistema judicial español y por tanto impulsar la recuperación económica.

La ex presidenta del Senado, que ha hecho estas afirmaciones durante la disertación con la que se ha inaugurado las Jornadas Jurídico-Técnicas "La Justicia del Futuro. El futuro de la Justicia", considera que en la misma línea la descentralización de la Justicia no ha sido nada beneficiosa para el sistema y que devolver las competencias por parte de las CC.AA. "sería un paso positivo" a la hora de mejorar un sistema demasiado "lento y garantista".

Anuncios
Anuncios

Las jornadas sobre el futuro de la Justicia han sido organizadas por la dirección general de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Extremadura y la asociación de jueces Francisco de Vitoria.

En este taller, el director de la Agencia Extremeña de Cooperación para el Desarrollo (AEXCID), Giorgio Cerina, ha afirmado que "no solo hay que hablar del gasto en cooperación desde una perspectiva cuantitativa, sino también cualitativa. No solo tenemos que estar preocupados por mantener, y si es posible incrementar las partidas dedicadas a la cooperación, como hemos hecho desde el Gobierno de Extremadura, sino que tenemos que mejorar la gestión de esos recursos, disminuyendo gastos que no redunden directamente en los destinatarios de los proyectos de cooperación."

Cerina, que ha coordinado una mesa de debate sobre la Presencia de las instituciones extremeñas en la cooperación con Iberoamérica, ha defendido la necesidad de la existencia de organismos como la Agencia, por "la especificidad de nuestro ámbito de actuación, que requiere forzosamente de una autonomía y de una agilidad de la que carecen convencionalmente las administraciones". También ha recalcado que Iberoamérica ha sido, es y seguirá siendo objetivo principal de la cooperación extremeña, por los obvios lazos históricos y culturales que nos unen.

LOS OBJETIVOS DEL MILENIO

La sesión inaugural ha contado con la intervención del profesor José Antonio Sanahuja, profesor de Relaciones Internacionales e investigador del Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI), quien ha disertado sobre los Escenarios del desarrollo global después del 2015: una perspectiva iberoamericana.

Sanahuja ha desglosado múltiples datos referidos al cumplimiento de los denominados Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas. Ha llamado la atención hacia una de las principales contradicciones que ha arrojado este proceso, que ha sido la reducción de la pobreza extrema en muchos países, pero al mismo tiempo un incremento generalizado de las desigualdades dentro de los propios países.

José Antonio Sanahuja considera una fortaleza el modelo español de cooperación descentralizada porque facilita una mejor participación de la sociedad civil en la gobernanza global y en la determinación de los objetivos. Pero como debilidad de ese mismo modelo ha indicado la descoordinación que a veces se produce y unos mayores costes de gestión.

La mesa de debate ha contado con la participación del subdirector de la Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología de Extremadura (FUNDECYT), Víctor Piriz; el presidente de la Asociación Extremeña de Fundaciones, Juan José Salado; la directora de la Oficina de Cooperación Universitaria al Desarrollo y Voluntariado de la Universidad de Extremadura, Inmaculada Sánchez Casado; la concejala de Servicios Sociales, Mayores y Dependencia del Ayuntamiento de Plasencia, Sonia Grande, que además ha ostentado la representación de la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura (FEMPEX); Luciana Ávila, de la Diputación de Cáceres; Benigno López, por la Diputación de Badajoz y por el Fondo Extremeño Local de Cooperación al Desarrollo (FELCODE) y José Antonio Espada, en nombre de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Extremadura.

Dentro de la cooperación que se hace desde Extremadura, se ha destacado la importancia de aquella que incide en las políticas públicas de los países con los que se colabora, sobre todo en ámbitos como la transferencia de conocimientos, las nuevas tecnologías o la formación de cuadros, técnicos y especialistas, cuya actividad después tenga una incidencia directa en la mejora de las condiciones de vida de su entorno social.


Galería de imágenes