•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La cooperativa de segundo grado Acenorca aprovechará la temporada estival para promocionar los nuevos vinos de la cooperativa de Sierra de Gata, ubicada en Villasbuenas, entre los turistas y emigrantes que en estos meses visitan el norte de la provincia de Cáceres.

El responsable de la cooperativa en Acenorca, Juan Antonio Cabezalí, indicaba en Radio Interior que los cauces para adquirir los vinos blancos y tintos de la sierra son los habituales, en todas las cooperativas socias de Acenorca, en las tiendas de la sociedad y además se une la compra on-line a través de la página web http://www.acenorca.es/

La entidad cooperativa ha elaborado en su bodega dos vinos tintos y dos blancos con uvas de distintas variedades procedentes de los municipios de la comarca que concentran una mayor producción. De este modo se ha comenzado a comercializar el vino blanco "Sierra de Gata Villamelano" (procedente de los viñedos de Villamiel); el blanco "Roblillejo" (Robledillo de Gata); y los tintos "Cillerano" (Cilleros) y "Valverdeiru" (de Valverde del Fresno y Eljas).

Con estos nuevos lanzamientos, la sociedad confía en seguir cubriendo el hueco de mercado del vino Sierra de Gata en la zona norte de Extremadura e incrementar las ventas de la marca en todos los municipios que la integran. Estos vinos proceden de la vendimia 2011, en la que se obtuvieron una producción de 120.000 litros, una cantidad que duplicó la cifra de producción del año anterior.

Acenorca también ha lanzado su vino blanco más selecto procedente de la vendimia 2011, que está siendo envasado bajo la nueva marca "Viña de Xálima", así como un tinto especial que se comercializa bajo la marca "Arco de Cáparra", cuya crianza se ha hecho en barricas de roble. Estos caldos se comercializan desde el pasado mes de mayo y se darán a conocer en varias ferias y concursos nacionales e internacionales del sector con el propósito de ir accediendo poco a poco a los mercados más exigentes del mundo.

La bodega de vinos de Acenorca Sierra de Gata lanzó sus primeros vinos en diciembre de 2010, y la producción fue destinada sobre todo al mercado local y a promociones realizadas en los círculos más próximos. De aquella campaña Acenorca exportó el 15% de su producción de vinos a países como Méjico.

Los vinos blancos de Sierra de Gata están elaborados con las variedades Verdejo, Palomino y Pedro Ximénez y son frescos, vivos, de color pajizo y tonos verdosos, con agradables aromas a manzanas y frutas verdes. Tienen ciertos matices herbáceos y flores blancas y se aconsejan ser degustados con aperitivos, pescados y mariscos. Los tintos se elaboran con las variedades Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Garnacha tienen un brillante color cereza con una combinación de frutas rojas y regaliz. Son de agradable calidez y dejan una larga persistencia.