El curso "El sector ovino y caprino en Extremadura" se ha celebrado en la finca LaOrden-Valdesequera, incluido en el Plan de Formación 2012 de la Escuela de Administración Pública de Extremadura. En este curso se ha puesto de manifiesto la necesidad de que los ganaderos se integren en cooperativas para crear estructuras fuertes que garanticen la supervivencia de estos dos sectores, inmersos en pleno proceso de reestructuración.

Tal y como señala el doctor Fermín López, jefe del Departamento de Producción Animal de La Orden-Valdesequera y coordinador del curso, expertos del sector han señalado en el transcurso del mismo que la integración cooperativa es fundamental por varios motivos. Por un lado, permite aumentar el volumen de las producciones, acceder a nuevos mercados, ser competitivos en lo que respecta a los precios y superar la estacionalidad del producto. Y por otro lado, este volumen de producción les permite dotarse de estructura técnica propia que garantiza la participación y uso de las nuevas tecnologías desarrolladas por centros de investigación como La Orden-Valdesequera.

Asimismo, el curso ha evidenciado la necesidad de integración en otros campos de gran importancia para estos sectores, prioritariamente la reducción de costes de producción y las nuevas ayudas comunitarias. En el primer caso, las cooperativas se están dotando de infraestructuras comunes y reforzando las de las explotaciones para optimizar los costes de producción tanto a nivel de explotación, como en el resto de los eslabones de la cadena de transformación y comercialización.

Anuncios
Anuncios

En el caso de las nuevas ayudas, fundamentales para que el sector logre estructurarse, dependen de lo que el ganadero pueda hacer con su ganado, y ello está supeditado a cumplir determinados requisitos. Estos quedan garantizados al disponer de las infraestructuras generadas desde las cooperativas. En este mismo horizonte se ha analizado la situación de los diferentes programas sanitarios para estos sectores.

COOPERATIVAS PORTUGUESAS

Además, en ese contexto, se empieza a vislumbrar esta integración con cooperativas portuguesas para generar una estructura conjunta que actúe a ambos lados de la frontera con el objetivo de solucionar problemas comunes, así como optimizar recursos, tanto en ovino como en caprino.

Otro de los temas tratados ha sido la selección genética, imprescindible para mejorarla raza. La revisión de los esquemas de selección de todas nuestras razas de ovino y caprino, especialmente el de las razas merina y verata, ha revelado la necesidad de implementar una nueva línea de investigación en este sentido.

La trazabilidad, su soporte en novedosos desarrollos electrónicos y la nueva normativa comunitaria en cuanto a control, destrucción o reutilización de los residuos no alimentarios de las explotaciones ganaderas han sido otras materias impartidas en este curso, que ha tratado de explicar la situación del ovino y del caprino en Extremadura desde diferentes ópticas, haciendo hincapié en temas claves para el sector.

Para ello, se ha contado con técnicos de las propias cooperativas, del Gobierno de Extremadura, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; de la Universidad de Extremadura y del Centro La Orden-Valdesequera, cuyos investigadores han atendido además las demandas en I+D del sector, con objeto de poner en marcha nuevos proyectos de investigación.