•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pleno del Ayuntamiento de Moraleja pedirá al Gobierno de Extremadura que inste a la Administración central a mantener las ayudas a los proyectos de energías renovables y de cogeneración en Extremadura, cuyas primas se paralizarán de forma temporal para contribuir a la reducción del déficit público.

Los dos grupos políticos con representación municipal, PP y PSOE, dejaron ayer de lado sus diferencias y aprobaron una moción en la que piden el mantenimiento de esas primas por considerar que puede peligrar la viabilidad de la planta de biomasa de Moraleja, que según los socialistas produciría 2 megawatios y propiciaría la puesta en marcha de 1.000 hectáreas de cultivos energéticos.

Los populares consideran que el Real Decreto que establece la paralización de las primas deja una puerta abierta a determinadas excepciones a las que podría acogerse Moraleja. Por eso el alcalde, Pedro Caselles, dijo que "siempre están los intereses de Moraleja por encima de los de cualquier partido" y recordó que el Gobierno de José Antonio Monago también se encuentra trabajando para tratar que Extremadura quede liberada de la paralización de las ayudas.

Populares y socialistas llegaron con dos mociones similares. El PSOE trató de refundirlas en una sola y el PP esgrimió que los argumentos eran coincidentes. La falta de acuerdo, que sólo quedó expresada en esta diferencia de interpretaciones, hizo que fuera aprobada la de los populares por unanimidad y rechazada la de los socialistas.

El portavoz del equipo de Gobierno, Rubén Blanco, dijo en la sesión plenaria de ayer que tanto el Gobierno local como el regional apuestan por las energías renovables "porque son trenes de impulso" para zonas como la de Moraleja y que se está trabajando para que Extremadura quede fuera del decreto.

TASAS DEPORTIVAS

El único debate se abrió a la hora de aprobar la modificación de las tasas para el uso de las instalaciones deportivas de titularidad municipal. El equipo de Gobierno logró aprobar nuevas tasas; para los populares se trata de actualizar algo que lleva años sin hacerse, mientras que para los socialistas es una subida de precios que perjudicará a niños y jubilados.

El PSOE se mostró contrario a la modificación de las tasas en la comisión correspondiente y ahora en el pleno por considerar que es un abuso. Los populares, por su parte, aseguran haber consensuado las nuevas tasas con los colectivos deportivos y estimaron dos de las tres alegaciones presentadas.

La subida afecta al precio por el acceso a las piscinas, duchas, pistas deportivas y otras instalaciones municipales. El PSOE interpreta que hay subidas del 100% y el 50% y el PP aclara que el incremento pasa en esos casos de 0,75 euros a 1,50 euros.

El alcalde, Pedro Caselles, dijo que se han estimado todas las alegaciones presentadas por los colectivos vecinales salvo la presentada por el PSOE, porque no tenía cabida desde el punto de vista legal. De este modo, se eximirá del pago a los usuarios de las pistas deportivas y se pospondrá la aplicación de los nuevos precios hasta el 2 de junio de 2012. También habrá deducciones para usuarios pertenecientes a familias numerosas y bonificaciones para aquellos que pertenezcan a más de una escuela deportiva.

La principal discrepancia estuvo en la edad de aplicación de las exenciones, ya que los socialistas pretendían aplicarlo en la piscina a los menores de 5 años y los mayores de 65, y en el resto de instalaciones deportivas a los menores de 16. Los socialistas también pidieron que se libere del pago a todos los voluntarios de Protección Civil.

El equipo de Gobierno no quiso ampliar el arco de edad de los exentos de pagar ni modificó su propuesta con respecto a los miembros de Protección Civil. La propuesta del PP es que sólo puedan beneficiarse aquellos que desempeñen un determinado número de servicios al año, ya que hay varios integrantes de la plantilla que llevan años sin participar en ninguna de las actividades a las que son convocados.


Galería de imágenes