El Ministerio de Trabajo e Inmigración en colaboración con APAG EXTREMADURA ASAJA han desarrollado este miércoles unas jornadas informativas en Santa Marta de los Barros (Badajoz) sobre las claves del proceso de integración de los trabajadores por cuenta ajena del REASS en el Régimen General.

Estas jornadas técnicas, que se han llevado a cabo en las instalaciones de APAG EXTREMADURA ASAJA en esta localidad pacense, han sido presentadas por Félix Corbacho Ceballos, vicepresidente de esta organización agraria, y han participado en ellas Manuel Manzano, director de la Administración nº1 de la Tesorería General de la Seguridad Social en Badajoz, y Ana Demesa, directora-técnica de APAG EXTREMADURA ASAJA.

La iniciativa pretende que los agricultores y ganaderos de la provincia de Badajoz conozcan de primera mano cómo incidirá en sus explotaciones la incorporación de los trabajadores con el nuevo sistema ante su inminente puesta en marcha, el 1 de enero de año 2012, si bien las cotizaciones de los empresarios irán adaptándose durante un periodo transitorio de veinte años, un logro alcanzado gracias a la negociación de ASAJA.  Además, esta organización profesional agraria ha conseguido reducir el pago a los empresarios de las cotizaciones, que se establecen en el régimen general en el 24,80 y sólo tendrán que pagar ahora por cada trabajador el 15,50%.

Anuncios
Anuncios

En Extremadura, serán unos 64.000 agricultores los que se acogerán a esta medida y supondrá además un esfuerzo importante para los empresarios, que asumirán un incremento de las cotizaciones con el fin de buscar una equiparación de derechos, como las pensiones o las incapacidades laborales, ya que hasta ahora los trabajadores del campo percibían unas prestaciones "mucho más bajas".

La integración del REASS en el Régimen General constituye un logro de la aplicación del Pacto de Toledo que fue aprobado en el Congreso de los Diputados en 1995 y que tenía como objetivo un viejo sueño el colectivo agrario ante la situación de desigualdad y precariedad en la que se encontraban los trabajadores en comparación con los acogidos al Régimen General.

 

El acuerdo, que introduce la nueva Ley 28/2011 de 22 de septiembre, establece como premisas la implantación del salario real de los trabajadores agrarios como base reguladora de las distintas cotizaciones y contingencias; la no afectación a la competitividad de las empresas agrarias y un periodo transitorio de 20 años para la implantación definitiva.

 

La ley contempla que los trabajadores podrán quedar incluidos tanto durante los periodos de actividad como durante los de inactividad. Se exigirá, con carácter general, un mínimo de treinta jornadas reales en un periodo continuado de 365 días. Además, el empresario podrá dar de alta al trabajador hasta las 12 horas del día de inicio de dicha prestación, cuando no se pueda hacer antes del comienzo de la prestación de servicios.

 

De ésta y otras cuestiones se ha debatido en estas jornadas , organizadas por el Ministerio de Trabajo e Inmigración y Asaja Nacional que se celebran, en distintas fechas, en un total de 38 provincias españolas.

 

 


Galería de imágenes