El consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, ha criticado esta mañana la propuesta de reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC) planteada por la Comisión Europea. Entre otras cosas, ha dicho, porque va en contra de los mismos objetivos que defiende en su declaración de principios.

Durante la inauguración de la Jornada ‘Extremadura ante la reforma de la PAC', el consejero ha recordado que desde el primer día el Gobierno de Extremadura ha defendido que esta reforma "nos perjudica y es dañina para los intereses de nuestra comunidad autónoma". Y es que, a su juicio, "parece que la propuesta de la Comisión Europea va incluso contra los principios que la propia reforma dice defender".

En este sentido, ha señalado que pese a que el primer objetivo de la nueva PAC es promover una producción alimentaria viable, esta producción alimentaria "no se ve apoyada con esta reforma, sino que más bien se ha hecho todo lo contrario". En primer lugar por la propia definición de agricultor activo que se introduce en la PAC, "una definición que establece unos requisitos que son mínimos y que, por lo tanto, no protege al agricultor real".

Anuncios
Anuncios

Ha destacado que también se siguen estableciendo pagos desacoplados, y se reducen hasta el 10% del presupuesto las ayudas ligadas a la producción, al tiempo que se introduce la convergencia del valor de los derechos, lo que conocemos como ‘tasa plana', "que no distingue unos cultivos de otros en función de su productividad, con un pago base similar para todas las producciones".

Otro apartado que a su juicio es insuficiente es el de los mecanismos de regulación de mercados, que "no aseguran la estabilidad de los precios, por lo que tampoco se asegura la renta de los agricultores que opten por producir".

En cuanto al segundo de los objetivos que se ha marcado la Comisión Europea, la gestión sostenible de los recursos naturales, ha lamentado que se haya impuesto al resto de los pilares de la PAC, "con unas cantidades dedicadas al ‘greening' que son claramente excesivas".

Por lo que se refiere al desarrollo territorial equilibrado, el tercer objetivo de la PAC, el consejero ha afirmado que la propuesta "se olvida de lo más importante, que el territorio está ligado íntimamente a la agricultura y al propio agricultor".

"Estamos hablando, por tanto, de una propuesta que agrede los mismos principios que dice defender y que son, precisamente, los que reclama Extremadura: una producción alimentaria viable, una gestión sostenible de recursos naturales y un desarrollo territorial equilibrado", ha asegurado José Antonio Echávarri.

Por otra parte, ha anunciado que el Gobierno extremeño ya está trabajando en la elaboración de una evaluación de impacto de esta propuesta de la PAC sobre cada uno de los sectores del campo extremeño, y ha criticado que el Gobierno de Rodríguez Zapatero "ha tenido durante muchos meses sobre su mesa el borrador de esta propuesta de reforma la PAC y no ha trabajado para modificarla".

Ha reiterado el llamamiento a la unidad de acción del sector agroganadero, los partidos políticos y el Gobierno en todo lo relacionado con la reforma de la Política Agraria Comunitaria teniendo en cuenta que todas las partes implicadas defienden los intereses del campo extremeño.