•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El impuesto de patrimonio que defiende el presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, no es el impuesto que hoy ha sido aprobado por el Consejo de Ministros y anteriormente propuesto por el candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

El Gobierno de Extremadura ha dejado claro en una nota de prensa su apuesta por un impuesto de patrimonio "nacional, de manera que los que más tienen contribuyan con los que menos tienen". El jefe del Ejecutivo regional, José Antonio Monago, tal y como ha declarado en sus intervenciones públicas durante la última semana, "no está de acuerdo en que las comunidades autónomas que más tienen, recauden y se olviden de regiones que cuentan con menos posibilidades".

El Ejecutivo extremeño en un comunicado destaca que la posición del Gobierno de Extremadura "es clara y rotunda y se considera imprescindible que este impuesto sea nacional y solidario, y no insolidario y autonómico, como el aprobado hoy".

Anuncios
Anuncios

Asimismo, el Gobierno extremeño se posiciona y defiende un impuesto nacional, es decir, que sea recaudado por el Gobierno de España para que sea éste quien redistribuya a los que más lo necesitan. Tal y como ha expresado el presidente extremeño recientemente, "el principio de justicia redistributiva vale para los patrimonios pero también vale para los territorios".


Galería de imágenes