•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La consejería de Fomento tiene previsto abrir el nuevo tramo de la autovía autonómica Ex-A1 entre Galisteo y El Batán esta misma semana, aunque oficialmente aún no se ha dado a conocer la fecha exacta. El gabinete de prensa de la Junta de Extremadura ha confirmado a Radio Interior que en cuanto se decida su apertura, se comunicará a los medios para que se informe a la ciudadanía.

El director general de Infraestructuras del Gobierno regional, ya informó hace algunas semanas que la apertura del nuevo trazado a la circulación, de 11,26 kilómetros, se abriría "a mediados del mes de abril" y en los últimos días se han estado terminando los últimos trabajos.

La apertura al tráfico de la carretera se puede encontrar con un nuevo obstáculo, que es la protesta que mantienen desde el pasado 14 de abril, los responsables de la empresa Hormigones Malpartida y sus trabajadores, que decidieron cortar la carretera cruzando sus camiones y máquinas a la altura de Galisteo.

Protesta empresarial

Hormigones Malpartida decidió ayer tarde retirar la maquinaria pesada de la carretera a la espera de celebrar esta misma mañana un reunión con las empresas Balpia-Altec para intentar conseguir que se les abonen las cantidades que se les deben y que superan los 250.000 euros. La delegada del Gobierno, Carmen Pereira, contactó con los responsables de la empresa para advertirles que en el caso de que continuase su protesta en el momento en el que se abriera la autovía sería necesario su desalojo. No obstante, Pereira se ha ofrecido como mediadora para intentar llegar a un acuerdo durante este martes.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado se personaban ayer en la carretera y estuvieron dialogando con los responsables de la empresa, que siguen firmes en sus reivindicaciones. En el caso de que la protesta persista cuando se decida la apertura de la citada carretera, la administración solicitará la intervención de las autoridades para propiciar la puesta en servicio de la nueva infraestructura.

El gerente de Hormigones Malpartida, Emilio Cañadas, ha manifestado que el fin de semana ha mantenido contactos con los responsables de Balpia, una de las empresas que forman la UTE, y le han expresado su postura de negociación sobre el pago de la deuda a cambio de que concluya la protesta y se retire la maquinaria pesada de la calzada. En este sentido, Cañadas es muy claro, "no tenemos nada que negociar, que paguen lo que deben".

El corte protagonizado por esta empresa no ha afectado hasta el momento a la circulación, porque se ha producido en el tramo nuevo de la autovía, entre Galisteo y El Batán, pero este corte si afectaría en el momento que se decida su apertura oficial.

Cañadas reconoce que desde que comenzaron a trabajar con esta UTE han tenido siempre problemas y retrasos en los pagos, pero nunca habían llegado a este punto. La deuda acumulada de 250.000 euros suma facturas de los dos últimos meses, pero también otras de meses anteriores. Hormigones Malpartida lleva dos meses sin poder abonar las nóminas a sus más de 40 trabajadores.