•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La concejalía de Interior de Plasencia continúa con la labor de erradicar la práctica de los aparcacohes ilegales, más conocidos como "gorrillas", que por norma general se sitúan en la zona monumental de la ciudad. Tanto es así, que la Policía Local ha interpuesto un total de 220 denuncias en dos años, una cifra que avala el trabajo realizado por los agentes a la hora de intensificar los controles.

Precisamente el pasado lunes, agentes de la policía local detuvieron a un joven de 37 años, vecino de Aldeanueva de la Vera, por resistencia grave a la autoridad mientras ejercía de ‘gorrilla' en la calle Toledillo. Los hechos ocurrieron hacia 9.30 horas cuando los agentes le interponen la denuncia correspondiente por incumplimiento de la ordenanza municipal de Tráfico y le informan de que esta actividad está prohibida en la ciudad.

Anuncios

Posteriormente, a las 9.50 horas, otra patrulla regresa a la zona para comprobar que no ha vuelto y se encuentran de nuevo al joven practicando la misma actividad y en el mismo lugar. En esta ocasión, según se refleja en el parte policial, los policías le informan que de persistir en su actitud y no abandonar la actividad podría incurrir en un supuesto delito de desobediencia a la autoridad. No obstante realizan un parte de denuncia por falta penal por desobediencia.

Anuncios

Una hora después, los agentes vuelven a pasar por la calle Toledillo y se encuentran con el mismo panorama. Finalmente la policía le detiene por un supuesto delito de desobediencia y es trasladado a la comisaría al objeto de realizar todas las gestiones sobre la detención.

También, este mismo día, los agentes denunciaron por falta penal de desobediencia a otro gorrilla  en la zona del Parador, Plaza san Vicente Ferrer. En este caso, se trata de un vecino de Plasencia de 39 años.

Como ha explicado el edil Francisco Martín en numerosas ocasiones, esta práctica está tipificada como falta, por norma general los denunciados se declaran insolventes, y a la tercera denuncia, se les denuncia por desobediencia a la autoridad ante el juzgado de guardia.


Galería de imágenes