•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El portavoz del PP de Extremadura, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha asegurado que el PSOE extremeño no condena el caso de transfuguismo ocurrido en Moraleja para ganar tiempo hasta las elecciones, y le acusa de haber roto "unilateralmente" el Pacto contra el transfuguismo.

En un comunicado de prensa, Carrón manifiesta que Vara ha desaprovechado la última oportunidad de retirar a la alcaldesa apoyada por un tránsfuga de Moraleja y contribuir desde Extremadura para que no se hunda el pacto.

Desde el PP de Extremadura se cree que desde el PSOE, a nivel nacional y regional, "son unos expertos en tratar tránsfugas en su provecho y exponentes claros de lo que no se debe hacer en política". "El PSOE se niega a condenar el transfugismo para ganar tiempo hasta las elecciones", según Hernández-

Para el portavoz popular extremeño, el alcance y las consecuencias del caso de Moraleja vienen determinadas por la implicación directa y al más alto nivel de la dirección regional del PSOE, con Fernández Vara a la cabeza. En este sentido ha explicado que, en primer lugar, "la dirección del PSOE permitió la moción de censura, después no hizo nada y mantienen y potencian al concejal tránsfuga".

Ahora, el PSOE "intenta engañar a los extremeños diciendo que estudiarán el caso en una comisión de expertos… pero en un plazo de seis meses, que suponen una burla pues en ese tiempo ni el concejal tránsfuga mantendrá su concejalía ni el PSOE la alcaldía".

Carrón señala que, en el pacto antitransfuguismo, figura que aquellos candidatos que han tenido la conducta propia de tránsfuga no deben repetir en las listas, cuestión que ahora vulnerarán en Moraleja.

El tránsfuga, hasta entonces, seguirá siendo concejal, y la alcaldesa transfugada, alcaldesa. Tras este último episodio dilatorio de los socialistas, ya sólo queda que los ciudadanos pongan democráticamente al PSOE en el lugar que les corresponde, ese lugar es la oposición, de donde nunca debieron salir.

"El comportamiento del PSOE en Moraleja ha sido un montaje desde el principio hasta el final". Desde el PP de Extremadura se ha lamentado además que el presidente de la Comisión del Pacto y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, y el secretario de Estado, Gaspar Zarrías, hayan mantenido un "comportamiento sectario e impresentable" actuando como presidente del Psoe y secretario de política autonómica del partido, "como si estuvieran en Extremadura".

Ahora, la palabra la tendrán los ciudadanos de Moraleja que quieren que la democracia funcione y los socialistas buscan cualquier resquicio para perpetuarse en el poder. "La peor combinación para los políticos es corrupción + transfuguismo, que es precisamente lo que tenemos en Moraleja con los socialistas".


Galería de imágenes