•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cuatro personas contusionadas es el balance de los últimos festejos taurinos que han tenido lugar en las calles de Moraleja esta pasada madrugada. Durante el encierro de dos vaquillas y el toro del aguardiente, que ha tenido una duración de unos dos minutos, un corredor tuvo que pasar por la enfermería con contusiones. 

Durante la suelta y lidia de dos vaquillas al estilo tradicional otras tres personas han sido atendidas por los servicios médicos, con heridas leves y contusiones.

La segunda vaca de la madrugada ha dado un buen susto a los aficionados cuando ha intentado escaparse del recinto de seguridad.  Los hechos tuvieron lugar en el vallado de la calle Capitán Domínguez, al lado de la casa de cultura y de la peña San Sacabó, cuando sobre las 5.50 horas , la vaquilla intentó colarse por unos barrotes de seguridad, y con casi todo el cuerpo por fuera del vallado, sembró el pánico entre las personas que se hallaban en ese momento en esa zona del recinto. Afortunadamente gracias a los pastores que la agarraron por el rabo y de nuevo la volvieron a meter en el recorrido del recinto.

Anuncios
Anuncios

Por otra parte, y como viene siendo habitual, a las 6.30 de la mañana, se ha dado suelta al toro del aguardiente. en la Plaza de los Toros, y el festejo finalizó sin ningún incidente de gravedad aunque el toro ha estado en la plaza hasta las 7.34 minutos, media hora más de lo habitual, ya que se resistió a entrar en los chiqueros lo que provocó que los pastores se tuvieran que esforzarse en recogerlo, teniendo que hacerlo con la soga después de más de una hora en la plaza de toros. 


Galería de imágenes