•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El conductor que ha provocado el accidente tiene numerosos antecedentes penales. La policía local le imputa tres delitos: carecer de permiso de conducir, conducción temeraria y conducir bajo los efectos del alcohol.

El accidente ocurrió el viernes a las 7.30 horas en la avenida de España. Según el parte policía, el conductor que ha provocado el accidente, de 41 años, circulaba a gran velocidad un Mercedes 320 y presuntamente bebido. Iba acompañado de un joven de 21 años.

Inicialmente, se ha desviado un poco y ha golpeado a un Seat Arosa correctamente estacionado a la derecha (CC-6162-T). A continuación, ha perdido totalmente el control y se ha desplazado unos setenta metros más adelante colisionando contra tres contenedores de residuos, una farola que ha arrancado de cuajo por su base y otros tres turismos: el primero, un Hyundai Coupe (0519-BRJ), ha quedado  destrozado; el segundo ha sufrido daños considerable, marca Peugeot 406 (M-6879-TN); y, por último, golpea a un Galloper (M-6340-XY). En este vehículo, se encontraba el conductor que justamente estaba arrancando. Ha resultado herido leve con un esguince cervical.

Al llegar al lugar de los hechos los agentes de la Policía Local han avisado a los Bomberos al encontrarse el conductor que ha provocado el accidente atrapado. Su acompañante ha salido por su propio pie.

Los dos ocupantes están heridos: el conductor ha quedado en observación y según el parte policial, presenta traumatismo toráfico. El ocupante ha sido dado de alta con policontusiones. Según los datos aportados por la policía, ambos ocupantes presentaban síntomas de haber consumido bebidas alcohólicas. La velocidad del vehículo, según se recoge en el parte policial, ha sido una de las principales causas inmediatas del aparatoso accidente.

Así, la policía local le ha imputado tres delitos contra la seguridad vial:

1º. El conductor carece de permiso de conducción. Para empezar, este conductor no consta que haya tenido permiso de conducir. Por este motivo se le imputa un delito contra la seguridad vial del artículo 384 del Código Penal, que establece lo siguiente:

"El que condujere un vehículo de motor o ciclomotor en los casos de pérdida de vigencia del permiso o licencia por pérdida total de los puntos asignados legalmente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de doce a veinticuatro meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días".

2º. Delito por conducción temeraria del artículo 380 en concordancia con el artículo 381 del Código penal, que establece lo siguiente: 

"Será castigado con las penas de prisión de dos a cinco años, multa de doce a veinticuatro meses y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período de seis a diez años el que, con manifiesto desprecio por la vida de los demás, condujere un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta y pusiere en concreto peligro la vida o la integridad de las personas".

3º. Conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Según el parte médico del 112, el conductor tenía un fuerte olor a alcohol.

Desde la policía local se envió un oficio al juzgado de guardia para que en el centro médico se procedediera a la extracción de sangre, al objeto de comprobar si se encontraba bajo los efectos del alcohol o de drogas.

El código penal establece en su artículo 379, lo siguiente:

" Será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años".

Aplicando las penas máximas le podrían caer unos 6 años de prisión.

•·        El lugar exacto es Avda. España, 31.

 

•·        El conductor es F. J. C.C., ,  de 41 años, vecino de Plasencia y con gran historial delictivo.

 

•·        Iba acompañado por J. H. H., que resultó herido leve.

 

•·        El otro herido leve, es ocupante del Galloper es vecino de Plasencia y estaba en su coche esperando a un compañero.

Además, se hace constar en el parte policial, la implicación por cooperadora necesaria en la perpetración de estos delitos de la madre del conductor M. C. G., al dejar el vehículo a su hijo sin que este estuviera en posesión del permiso de conducción. El coche queda a disposición judicial, aunque es sinistro total.


Galería de imágenes