•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde de Albalá, Jesús Pascual, presentó este miércoles su dimisión por "inviabilidad de gobierno" tras oponerse a la instalación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en esta localidad, que fue apoyado por el resto de miembros de su equipo de gobierno.

Jesús Pascual presentó este miércoles su dimisión en el transcurso de un pleno extraordinario y urgente que se celebró en el Ayuntamiento de Albalá, y en el que explicó que considera "nocivo" el ATC para la localidad y que antepone "la salud de los ciudadanos del pueblo, de la zona y de Extremadura, a los intereses económicos".

Anuncios

Cabe recordar que en un pleno celebrado el pasado viernes, todos los concejales del Grupo Independiente de Albalá (GIA), excepto el propio alcalde, votaron a favor de la instalación del ATC en esta localidad, por lo que Pascual consideró que los miembros del gobierno municipal "han tomado caminos diferentes".

Anuncios

La dimisión del alcalde de Albalá fue aceptada por unanimidad de los miembros de la Corporación Municipal, y será la primera teniente de alcalde, Julia Fernández, quien lo sustituirá.

MOMENTO MUY AMARGO

En su intervención, Pascual confesó que se trata de un momento "muy difícil" y "muy amargo" para él, ya que según dijo, le "gustaría haber terminado" la tercera legislatura como alcalde. Así, mostró sus sentimientos a través del refrán "uno no es de donde nace, sino de donde pace".

En ese sentido Jesús Pascual recordó que lleva 22 años "sirviendo al pueblo" de Albalá, primero como médico, y desde hace 15 al servicio del ayuntamiento de la localidad, como concejal y como alcalde del municipio.

"Entiendo que ellos (los concejales del GIA) hayan elegido el camino del sí y yo el camino del no, porque soy contrario a la implantación del ATC, por lo que dimito por inviabilidad del equipo de gobierno, que va en direcciones contrarias", explicó Pascual en el pleno en el que presentó su dimisión.

Pascual consideró "loable" y "respetable" la decisión de sus hasta ahora compañeros del Grupo Independiente de Albalá de apoyar el ATC en la localidad, que según dijo, siempre le han sido "fieles", pero aseguró que él "es contrario" a la instalación de este almacén en la localidad.

Aseguró que su dimisión se trata de una decisión "muy bien pensada", ya que según aseguró, "las decisiones de político afectan a mucha gente", explicó Pascual. "No me voy en contra del pueblo, me voy beneficiando al mismo, esta instalación es negativa", aseveró.

HABITANTES EN CONTRA

Y es que, según aseveró, el ATC, "además de ser malo y nocivo, genera una psicosis a nivel social que haría que nadie comprara productos de la zona", y señaló que en su opinión "el 80 por ciento de habitantes de Extremadura está en contra de que se instale el ATC", dijo.

De hecho, explicó que después del pleno del pasado viernes, en el que se aprobó la solicitud del ATC en Albalá, recibió la llamada del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en la que le mostró su postura contraria a esta instalación, y recordó que el martes mismo, la Mancomunidad Sierra de Montánchez también mostró el "rechazo frontal" al ATC.

Tras la intervención de Jesús Pascual tomó la palabra en el pleno uno de los concejales del Grupo Independiente de Albalá, Joaquín Barrantes, quien visiblemente emocionado, transmitió al alcalde que tiene en él "un amigo" y reconoció la "gran labor" del jefe del equipo de gobierno al frente al ayuntamiento del albalá.

Jesús Pascual ya presentó su dimisión tanto como alcalde como a su acta de concejal, el pasado 1 de febrero, aunque este miércoles fue debatida en pleno. En un plazo de 10 días se hará efectiva esta dimisión, y el hasta ahora regidor de Albalá será sustituido por la primera teniente de alcalde, Julia Fernández.


Galería de imágenes