•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los jóvenes de la localidad cacereña de Torreorgaz implicados en la muerte de una burra pidieron hoy "perdón" públicamente por su actuación, y ofrecieron su "tiempo" y su "trabajo" para colaborar con la Federación de Protectoras de Animales de Extremadura (Fepaex) "cono la intención de tener contacto de primera mano con aquellos que trabajan diariamente con los animales que sufren".

Una colaboración que ofrecen "al margen de las sanciones legales o administrativas que esto traiga como consecuencia", señalan estos jóvenes de Torreorgaz, en un comunicado que remitieron hoy a los medios de comunicación y en el que se muestran "conscientes de haber cometido un grave error".

   Un comunicado cuyo propósito "no es, en absoluto, eludir responsabilidades, más bien al contrario, es nuestro primer paso para aceptarlas", señalan estos jóvenes en este texto en el que ofrecen "voluntariamente y con toda humildad" su tiempo y su trabajo para colaborar con Fepaex.

   También reclaman a la opinión pública "una oportunidad para demostrar que las personas pueden cometer errores, pero también son capaces de aprender de ellos, aceptando las consecuencias y rectificando".

   Además, estos jóvenes piden perdón al animal "cuya muerte fue algo que nunca deseamos" y que lamentan "profundamente". "Bien por acción o por omisión, todos nos sentimos parte responsable de lo sucedido y lo lamentamos profundamente", señalan en su comunicado.

   También reiteran sus disculpas a los dueños del animal "por los perjuicios causados" y se solidarizan con ellos en el "mal momento" que le están haciendo pasar, y piden perdón a sus familias "que están sufriendo las consecuencias de aquella noche", señalan. "Agradecemos su apoyo y queremos asegurarles que estaremos a la altura de lo que esperan de nosotros".

   Finalmente, estos jóvenes piden perdón a todo el pueblo de Torreorgaz "que sin tener culpa de nada, se ve ahora en el centro del foco informativo, recibiendo injustas acusaciones que no merece", así como a toda la persona de dentro y fuera de la región "que se haya visto ofendida por lo sucedido".