•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un chico de 18 años de edad falleció en la noche del pasado lunes, día 7, en torno a las 23,40 horas, tras dispararse accidentalmente una escopeta en su pierna en la población cacereña de Villar del Pedroso. En concreto, la Delegación del Gobierno en Extremadura apuntó en declaraciones a Europa Press que, según las primeras informaciones, el afectado podría haber fallecido por pérdida de sangre.

Además, la misma fuente señaló que el fallecido se encontraba junto a otra persona en una finca de la citada localidad escuchando la berrea de los ciervos. Así, tras el disparo, el acompañante se trasladó hasta el centro sanitario de Castañar de Ibor para pedir ayuda al no poder trasladar al afectado. Sin embargo, cuando los servicios sanitarios llegaron al lugar del accidente sólo pudieron certificar su muerte


Galería de imágenes