•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los alcaldes de las poblaciones de Caminomorisco y Nuñomoral han solicitado a la Junta de Extremadura medidas para repoblar los árboles que han resultado dañados tras el grave incendio forestal registrado hace unos días  y ha calcinado más de 3.000 hectáreas de esta comarca del norte de Cáceres.

Según explicó el alcalde en funciones de Nulñomoral, Juan Carlos Sendín, es fundamental reponer los árboles frutales, olivares, castaños y otras especies ya que "son cultivos fundamentales para el mantenimiento de las economías de muchas familias que residen en Las Hurdes". Además, han solicitado, una vez concluyan las tareas para evitar la erosión del suelo, la restauración de pistas forestales, la red de abastecimiento de agua que ha resultado dañada y la limpieza de los alrededores de los pueblos, entre otras actuaciones.

Durante los próximos días desde los propios consistorios se recopilarán más datos sobre los daños causados por las llamas y se elaborará un documento que se unirá al de la Junta de Extremadura con el objetivo de que se cubran todas las necesidades.

Además, la Mancomunidad de Municipios de Las Hurdes ha decidido suspender temporalmente la celebración de la Fiesta Mayor de la comarca. El festejo estaba previsto que se desarrollará en los próximos días en Caminomorisco pero la cercanía en el tiempo de la catastrófe natural ha motivado que se sopese celebrar esta cita a finales de este mes de agosto.


Galería de imágenes