El Ayuntamiento de Coria no solicitará un permiso para celebrar el encierro infantil que cada año se venía desarrollando durante la mañana del 26 de junio dentro de las actividades previstas por la Juventud Cauriense. El alcalde, Juan Valle, insiste en que no se suprime el encierro, sino que se no se realizará con ganado vivo, sino con "carretones" que simularán a vaquillas.

El alcalde recordó que la legislación no lo permite y además "se pone en un enorme peligro para los niños" y podría acarrear problemas para las fiestas. El dirigente local indicó que se ha tomado esta decisión como medida preventiva y está convencido que los niños "disfrutarán con los toros simulados".

Sobre la posiblidad de ajustar la celebración del encierro a los parámetros que entraña el reglamento, el dirigente local puntualizó que si sucede un percance, el responsable último es el ayuntamiento porque se produciría en la vía pública, aunque los padres del menor también tuvieran su parte de responsabildiad.

Anuncios
Anuncios

Valle dijo que es "un enamorado de la fiesta de San Juan" pero todo "evoluciona y se busca proteger la fiesta". El alcalde ha dicho también que le entristece la polémica.


Galería de imágenes