•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El consumidor paga por un litro de aceite de oliva casi el doble de lo que gana el productor. El precio medio de un litro de este producto se sitúa en la actualidad en 3,79 euros –según el Gobierno– y ha bajado un 4% en los últimos meses. Sin embargo, esa caída de precios es mucho más significativa para los agricultores que veden el aceite, a los que se les paga 1,95 euros el kilo en el caso del aceite de oliva virgen (un 25% menos que hace un año) y 1,70 euros el kilo para los aceites sin refinar (lampantes), con un descenso del 30% en un año. Esta situación hace que los agricultores hablen de situación "crítica" para el sector del olivar, sobre todo para la aceituna de almazara; mientras que desde la Junta se considera un proceso "coyuntural" a la espera de que los precios en origen mejoren en las próximas semanas.

Por otro ello, la organización agraria UPA-UCE considera que más del 40% del olivar a duras penas cubre los costes de producción, por lo que "urge" la puesta en marcha de medidas de apoyo al sector.

Esta denuncia se une a la ya realizada por Coag, que calcula que el sector olivarero extremeño sufrirá este año unas pérdidas cercanas a los 35 millones de euros, que afectarán a unos 52.000 trabajadores. La culpa, el descenso del precio del kilo de aceituna, que ha sido de 0,80 euros en los últimos doce meses, y teniendo en cuenta la producción de la campaña pasada, que se cifró en 225 millones de kilos de aceituna y 43.900 toneladas de aceite de oliva.

Anuncios
Anuncios

UPA-UCE, que ha participado en la puesta en marcha de la interprofesional del sector con el objetivo de difundir campañas de promoción del aceite como una herramienta necesaria para asegurar la viabilidad del sector, espera que en las próximas semanas, a medida que la cosecha de esta campaña llegue a su finalización, se produzca una recuperación de las cotizaciones del aceite de oliva.

 

SITUACION PASAJERA Desde la Junta, Antonio Cabezas, director general de la PAC, asegura que la situación es "coyuntural", en la que la crisis económica ha provocado un "cambio de tendencia del consumidor hacia aceites más económicos". Además, tampoco conviene olvidar, reitera, que "la falta de competidores a la hora de la compra pesa en todo esto, ya que cada vez vienen menos compradores porque las empresas están en menos manos". Pese a ello, espera que los precios en origen mejoren en las próximas semanas porque "no hay exceso de producción", y anima a los productores a "hacer un esfuerzo para llegar a nuevos mercados", dado que "es un producto estrella, saludable, y quedan muchos consumidores a los que llegar".

Extremadura es una potencia productora de aceite de oliva, con 260.000 hectáreas de cultivo y con unas 130 marcas diferentes en el mercado.


Galería de imágenes