•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pleno del Ayuntamiento de Moraleja ha puesto de nuevo de manifiesto las grandes diferencias que separan al gobierno municipal, formado por PP e IPEX , del grupo del PSOE en la oposición. A pesar de que hace unos días tanto populares como socialistas reconocían que borrarían del 2008 los malos modos y la crispación política, hoy de nuevo la sesión ha finalizado con la expulsión de dos concejales y el abandono del resto de ediles socialistas.

El motivo ha sido en esta ocasión la inversión de 1.400.000 euros que Moraleja recibirá del Fondo de Inversión Local del Gobierno central y que se destinará a la construcción de un nuevo puente sobre la Rivera de Gata. El proyecto enfrentó a gobierno y oposición y la alcaldesa, Concepción González, expulsó a la portavoz socialista, Teresa Roca, y a la edil Lourdes Caro. Esto provocó que el resto de ediles del PSOE abandonaran el salón de plenos. La alcaldesa requirió la presencia de la policía local y ordenó la expulsión de un grupo de vecinos de Vegaviana que asistía como público al pleno y que estaban alterando el orden.

El enfrentamiento se originó durante el debate de la construcción del nuevo puente, en este asunto, el PSOE presentó una enmienda de adhesión para que parte de ese dinero, concretamente, 152.000 euros, se destinará a la entidad de Vegaviana, una enmienda que fue rechazada por PP e IPEX . La alcaldesa, Concepción González manifestó que Vegaviana sigue siendo una entidad local menor dependiente de Moraleja y el proyecto del puente fue respaldado en su momento por el PSOE con la presentación de una moción de urgencia.

El rechazo de la enmienda ha originado reacciones desde el PSOE provincial. Su secretaria de Comunicación, Ana Soguer, a través de una nota, manifestó que la alcaldesa "demuestra su escaso talante democrático y lo poco que le importan los vecinos, al no admitir la propuesta de Vegaviana, ya aprobada democráticamente por sus representantes". Soguer recuerda que "el espíritu del Fondo de Inversión Local era llegar a todos los municipios o entidades en función del número de habitantes, por lo que no tiene sentido que el pleno del municipio se haya opuesto a las peticiones de Vegaviana en tal sentido".

Aunque el pleno ordinario del mes de enero sólo incluía cuatro puntos en el orden del día, la sesión ya se inició con una polémica cuando la portavoz del grupo mixto adscrito al PSOE, Teresa Roca, solicitó que en el acta de la sesión anterior, celebrada el pasado 5 de diciembre, figurasen alegaciones y peticiones que habían realizado desde el PSOE y que no costaban en el documento.

Por otra parte, el portavoz de Ipex, Jaime Vilella, abordó la polémica entre Carlos Lomo y Felipe Mayoral en una comisión de Gobierno celebrada el mes pasado. Vilella reiteró que la versión de Mayoral es incierta y pidió a todos los miembros de la corporación municipal mesura a la hora de airear los asuntos de estas reuniones.

El teniente alcalde del ayuntamiento, Carlos Lomo, también respondió a una demanda de información que realizaban desde el PSOE con motivo del balance de fin de año. Lomo se refirió al proyecto de construcción de las viviendas protegidas e indicó que están a la espera de los últimos trámites para que las empresas constructoras comiencen la obra.

La alcaldesa por su parte, Concepción González, calificó la situación vivida en el consistorio como bochornosa y pidió disculpas en su nombre. Dijo que intentará poner voluntad para que la situación se tranquilice aunque también manifestó que va a ser difícil.