•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las primeras investigaciones de la policía nacional apuntan a que un fallo eléctrico, posiblemente por sobrecalentamiento de línea, pudo haber sido la causa del incendio que el domingo terminó con la vida Manuela Alen, de 67 años, madre del concejal del PP en el ayuntamiento, Fernando Molina.

El fuego se originó a primeras horas del domingo, cuando Manuela Alen y su marido, de 74 años, dormían en su domicilio de la calle Almendralejo número 12. El humo alertó a los vecinos, que dieron aviso al los bomberos, que rescataron al matrimonio. Ambos fueron traslados inconscientes al hospital, donde la mujer murió debido a una parada cardiaco-respiratoria debido a una intoxicación por inhalación de humo. Mientras que su esposo, Fernando Molina, ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en estado grave debido a una insuficiencia respiratoria aguda global.

Según el Servicio Extremeño de Salud (SES), Fernando Molina padre continúa ingresado en la UCI con ventilación asistida y estable dentro de la gravedad. Se da la circunstancia que, debido a la enfermedad que sufre, dormía con una mascarilla de oxígeno, lo que a la postre fue lo que pudo haberle salvado la vida.

En cuanto a las investigaciones llevadas a cabo por la policía en el lugar del siniestro, todo apunta que el fuego se originó en una habitación de unos siete metros cuadrados, aproximadamente, situada a la derecha del pasillo de la vivienda.

Los indicios han confirmado que el fuego se limitó a esta estancia de la casa, pero que dada la pequeña dimisión de esta habitación y que la única ventana de la misma estaba cerrada, se generó una gran cantidad de humo que se expandió por toda la vivienda, incluidos los dormitorios y entre ellos en el que dormía el matrimonio.

Las llamas provocadas por el sobrecalentamiento de la línea eléctrica alcanzaron un sillón y unas cortinas, que se encontraban situados junto al foco del fuego.

La policía ha descartado que el incendio se originará en la clínica dental, ya que, y aunque está en la misma planta de la vivienda afectada, con la que se comunica por el salón, está situada en el ala opuesta al foco donde se originó el fuego y, prácticamente, no se ha visto afectada.

Por otra lado, ayer se celebró el funeral por Manuela Alen en la concatedral de San María, a la que asistieron el alcalde Angel Calle, y los concejales de la corporación municipal, tanto del PSOE como del PP. También acudió el exalcalde Pedro Acedo, con quien Fernando Molina fue concejal de Cultura y Deporte. Asimismo asistieron numerosos ciudadanos y compañeros del instituto Sáenz de Buruaga, donde da clase de Educación Física, aunque en estos momentos se encuentra de baja laboral como consecuencia de un accidente de tráfico sufrido hace unos meses.

Durante el sepelio, Molina tomó la palabra en nombre de su familia para agradecer las muestras de apoyo recibidas.


Galería de imágenes