•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una subvención de 12.000 euros, que aún no ha recibido el consistorio, es la que impide que el plan local de urgencias y emergencias sea aprobado por la junta local de gobierno, pese a que el alcalde, Ángel Calle, anunció en abril que ésta lo aprobaría ese mismo mes. El documento está elaborado hace meses, pero al no contar con dinero para llevarlo a cabo no se puede homologar, primero por el ayuntamiento y después por la Junta, que es la que debe dar la citada ayuda.

Según el consejero municipal, Antonio Rodríguez Ceballos, en un mes podría estar disponible esa cuantía, que será para Cruz Roja, la entidad que centra el plan y que más ha trabajado en la puesta en marcha del plan.

Lo solicitud de la subvención fue presentada a la Junta y es la Comisión de Valoración la que tiene que concederla para poder homologar el plan, que será de obligado cumplimiento, e incluye una guía de avisos para los ciudadanos que será revisado cada seis meses. Además, una vez aprobado, todos los organismos implicados (ayuntamiento, Cruz Roja, 112, policía local y Nacional y Protección Civil) comenzarán a estudiar los planes especiales de prevención que cada empresa debe aplicar.

Además, y una vez aprobado definitivamente, hay que hacer un simulacro, para el que aún están pendientes de estudiar el lugar y de qué tipo de emergencia se tratará. Asimismo, el plan recoge un mapa con la ubicación de los hidrantes para los bomberos, otro en el que se especifican las conducciones del gas, y una guía de accesibilidad en calles peatonales para que los vehículos entren para actuar ante una urgencia. También contempla señalizar siete puntos de evacuación.


Galería de imágenes