•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El cultivo de frutales ha generado en esta temporada 7.023 jornales en la finca municipal Montepozuelo, de Villanueva, según el balance dado a conocer esta semana por el concejal de Agricultura, Manuel Mejías. De las 224,38 hectáreas que tiene la finca, 76 son para producir frutas, sobre todo ciruelas y melocotones, si bien se espera para próximos años una mayor producción, dado que cuatro hectáreas son de nuevos árboles que aún no producen frutos.

La campaña de recolección comenzó el 9 de mayo con la recogida de albaricoques y acabó el 15 de septiembre con las variedades más tardías. Se han recogido 1.400.000 kilogramos, aunque están en condiciones de producir 1.800.000 kilos, pero la climatología adversa ha impedido que se recoga esa cantidad.

El cultivo de tomate, al que se dedican 20 hectáreas, ha generado, dijo el concejal, una producción de 1.349.720 kilos, con una media de 67.486 por hectárea, cifra inferior a la media de producción de esta finca en años anteriores que oscilaba entre los 90.000 y los 95.000 kilos. Este descenso se debe, de nuevo, a las condiciones meteorológicas. En el resto de la finca se han cultivado 79,16 hectáreas de maíz, 20,48 de olivar, 15 de trigo y 13 se dedican a barbecho.

Mejías también recordó que en Navisa (empresa municipal Nueva Agricultura Villanovense) "se ha apostado siempre por la calidad" y que "la agricultura que practica sigue las normas de calidad de producción integrada para frutas con hueso". Además, este año se está certificando el control integrado en olivar, y de cara a la próxima campaña se trabaja para implantar la norma de calidad ISO 14.001.