•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La XXI edición del festival veraniego ´Estivalia´, llevará música y teatro a quince municipios de toda la provincia de Cáceres. Esta gira arranca esta noche en Cuacos de Yuste, y pondrá punto y final el 13 de agosto en la localidad de Almoharín. El festival, que organiza la diputación de Cáceres a través del Instituto Cultural El Brocense, cuenta con la colaboración de Caja Extremadura y fue presentado ayer en un acto que tuvo lugar en la sede de esta institución.

El sello de identidad de este evento musical se ha caracterizado durante los últimos veinte años por acoger nuevas propuestas emergentes y por combinar en su programa diversos estilos musicales, desde el rock hasta la copla, pasando por la fusión. El objetivo de los organizadores es "llevar cultura y música de calidad a los pueblos de la provincia, apostando también por bandas de nuestra región", según apuntó la responsable del área de Cultura de la diputación, Silvia González.

Entre la variada oferta musical que Estivalia presenta en esta gira de conciertos, destacan varios intérpretes como, por ejemplo, El Monarca del Son Cubano (en Cuacos), Los Niños de los Ojos Rojos (en Aliseda), Laxula (en Navalmoral) o Cukinho (en Torrecilla); artistas provenientes de diferentes ramas musicales y de distintas generaciones.

Aunque este programa cultural está principalmente formado por grupos musicales extremeños, nacionales e internacionales, también habrá espacio para el teatro en los dos últimos días del festival. En concreto, Al Suroeste Teatro presentará su obra Los cómicos del barrio el día 10 de agosto en Montánchez, y la compañía Carlos Borsani y El Gad ofrecerá Los desastres del dinero , el día 13 en Almoharín.

 

VALORES El presidente de la diputación, Juan Andrés Tovar, presentó el programa Estivalia como la actividad "estrella" del Instituto Cultural El Brocense, teniendo en cuenta que este verano se celebra ya la edición número 21 de este festival que ya es veterano. Con similares calificativos quiso alabar la representante de Caja Extremadura, Inmaculada Martín, un evento considerado como "emblemático" de la provincia de Cáceres. Además, Martín recalcó que "las propuestas de mestizaje cultural que desarrolla son positivos para el público cacereño".