•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Centro de Profesores y Recursos (CPR) de Mérida ha organizado un curso de formación para profesionales y familias sobre "Sexualidad y afectividad en personas con discapacidad intelectual", que será impartido los días 28 y 29 de marzo y 12, 25 y 26 de abril, por el psicólogo clínico José Luis García, profesor de la Universidad Pública de Navarra.

Consciente de que la integración social de las personas con discapacidad intelectual, si quiere ser realista y efectiva, debe incluir también sus necesidades afectivas y sexuales, el CPR da respuesta con este curso a las necesidades formativas de profesionales de atención directa y de familias, teniendo en cuenta que la dependencia legal y afectiva que se establece entre los progenitores y sus hijos/as hace de los padres una agencia educativa de singular importancia.

En la organización del curso se ha considerado que los hombres y mujeres con minusvalías psíquicas son personas con las mismas necesidades afectivo-sexuales que el resto de la sociedad y, en general, tienen las mismas necesidades de ser queridas, sentirse amadas, tener amigos/as, sentirse atractivas y enamorarse que las demás personas, siempre que se les facilite las condiciones y se les capacite para ello de manera adecuada.

No aceptar esta realidad supone favorecer riesgos de salud, como es el caso de los abusos sexuales, a los que este sector de la población es mucho más vulnerable, no tanto debido a sus minusvalías, sino a la falta de capacitación que tienen en este ámbito.

Los asistentes al curso abordarán cuestiones teóricas y prácticas de interés, para lo cual emplearán una metodología muy participativa, promoviendo las actividades y tareas de grupo, complementando las exposiciones teóricas por el profesor responsable, así como utilizando diversos textos auxiliares y material bibliográfico y audiovisual.

Hasta el final de las sesiones, el curso profundizará en la idea de que los programas de integración, para que sean eficaces, deben promover una capacitación en todas las áreas de la convivencia, incluyendo las cuestiones sexuales, con el fin de evitar la instrumentalización del sexo.

En este sentido, se hará hincapié en la necesidad de una mayor capacitación en el campo del afecto y de la sexualidad para las personas con minusvalía psíquica.

Según los organizadores del curso, Extremadura es una de las Comunidades donde más se está avanzando en los programas de educación sexual y afectiva de las personas con discapacidad.


Galería de imágenes