•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Aldeanueva del Camino ya ha iniciado las obras de adecuación de la travesía del municipio, la antigua carretera N-630 que a finales del 2006 el Ministerio de Fomento cedió al consistorio.

El equipo de Gobierno municipal tiene competencia sobre esta vía y el proyecto se centrará en la recuperación de un paseo que quedará definido con aceras, iluminación y mobiliario urbano. El alcalde, Dionisio Castillejos, indicó que estas obras se prolongarán por un trayecto aproximado de dos kilómetros y medio, "desde el casco urbano hasta el campo de fútbol". Las obras han comenzado con la creación de los primeros tramos de acera.

Castillejos también confirmó que la iniciativa permitirá la urbanización de los terrenos y solares próximos a la N-630 porque se realizarán también los trabajos de acometida de agua, saneamiento e iluminación. El paseo de Aldeanueva se completará con mobiliario urbano como bancos y fuentes en los "alrededores y entornos más inmediatos y con área de parques y ajardinamiento". Los técnicos encargados de la obra han realizado ya un puente que en la actualidad se está cimentando y ya se han acondicionado los primeros 500 metros del futuro paseo por lo que el ayuntamiento prevé que para finales del mes de julio pueda estar terminada la obra en su totalidad.

CESIÓN TITULARIDAD El Consejo de Ministros del 17 de noviembre del 2006 autorizó la suscripción de un convenio de colaboración por el cual el Ministerio de Fomento transfirió la titularidad de un tramo urbano de la Nacional 630 al Ayuntamiento de Aldeanueva del Camino. El acuerdo incluía también la aportación por parte de Fomento de 506.186,93 euros para financiar la mejora del tramo, cuya longitud es de 2,425 kilómetros.

Concretamente, queda comprendido entre los puntos kilométricos 436,35 (punto de conexión de la N-630 con la glorieta existente en la margen derecha de la A-66 en el enlace de Aldeanueva del Camino Norte) y 438,775 (extremo sur del tramo de N-630 que incluye la travesía de Aldeanueva en su linde con el término municipal de Abadía).

Desde el momento de la firma de este convenio, el ayuntamiento asumió la titularidad del tramo de carretera y se comprometió a tener redactado y aprobado el proyecto de las obras de mejora en el plazo de seis meses. El consistorio ya se había comprometido al mantenimiento de la carretera y a adecentar la avenida con la creación de zonas verdes a la entrada y salida de la localidad. Los contactos entre la administración local y el Ministerio de Fomento para la cesión de esta vía se iniciaron a raíz de la construcción de la A-66.


Galería de imágenes